Ray tracing en otra demo de un juego

A día de hoy es normal que nos preguntemos, viendo ciertos juegos, cosas como ¿qué queda por mejorar gráficamente hablando? ¡Si algunos títulos parecen casi reales! ¿No? pues bien, aquí os traemos una de las muchas tendencias sobre lo que pueden progresar las desarrolladoras en la próxima generación, con el ya veterano Ray Tracing como protagonista.

Un grupo de estudiantes del IGAD (International Game Architecture and Design) han desarrollado un espectacular motor gráfico al que han denominado Brigade Engine. La peculiaridad de este, lo que lo hace tan increíble, es su capacidad de generar imágenes con trazado de rayos de luz en tiempo real.

Y bien, ¿qué es esto del 'Ray tracing'? Pues, a grandes rasgos, es una forma de generar imágenes en la que se simulan los efectos de rayos de luz reflejados en cada píxel, formando la imagen gracias al encuentro de estos con los objetos que haya en el escenario. Esto, además, supone la creación de reflexiones, refracciones y sombras con una calidad y realismo que depende del número de iteracciones aplicadas. Dicha técnica es utilizada en el renderizado 3D, lo que suele llevar bastante tiempo.

Como podéis ver en el vídeo, sobre todo en la parte final de las esferas y los tubos, el resultado es sencillamente genial. Dejad de lado el hecho de que el 'juego' mostrado (llamado Reflects) es una copia de Portal, eso no tiene importancia. Centraos en las posibilidades que conlleva una tecnología como esta. Obviamente, aún queda mucho que pulir, y es que aunque ciertamente se trate de 'ray tracing' en tiempo real, todavía quedan 'residuos' en forma de ruido en la imagen. Aún así parece que el Brigade Engine promete mucho.

Por otro lado, ejemplos aplicados a juegos comerciales no faltan, como las demos que Intel se empeña en mostrar con Return to Castle Wolfenstein como sujeto de pruebas en cada feria u oportunidad que se les presenta.