¿Se reabrirán las negociaciones por los derechos cinematográficos de Spider-man?

Amy Pascal ha abandonado su puesto como co-presidenta de Sony. De ahí que se hable de una reapertura de negociaciones entre Sony y Marvel para los derechos de Spider-man. 

Esta semana Amy Pascal anunciaba su marcha como co-presidenta de Sony. Una de las figuras más importantes de la productora abandona el liderato de la compañía para dedicarse a otros proyectos cinematográficos por su cuenta. Esta marcha, obviamente, ha generado no poco revuelo, sobre todo en lo tocante a los futuros proyectos de Sony. Y es que Pascal era una de las principales piezas de las negociaciones por los derechos de co-explotación de Spider-man con Marvel, las cuales se habían abandonado según parece.

Con la marcha definitiva de Amy Pascal anunciada para mayo, es muy posible que las negociaciones vuelvan a abrirse, según apunta Variety. Después de todo las secuelas de Spider-man y de Los hombres que no amaban a las mujeres, así como un biopic de Cleopatra, eran proyectos que la propia directiva estaba supervisando. De hecho, Pascal habría sido quien insistió en seguir expandiendo la historia de la películas de Amazing Spider-man mediante el spin-off de los Seis Siniestros de cara a julio de 2016 y posteriormente estrenar Amazing Spider-man 3 en 2018. Muy a pesar, eso si, de que Amazing Spider-man 2 no colmó las expectativas de recaudación. 

Sin embargo, Variety apunta a que su sucesor o sucesora podría volver a replantear un acuerdo con Marvel Studios para co-producir una película de Spider-man, adoptando otra postura más abierta a la cooperación. De este modo, Sony solo competiría con el Universo Cinematográfico de DC Comics y con las de Marvel de Fox, ya que podría acabar formando parte del MCU de Marvel studios. 

Desgraciadamente, todo esto son meras especulaciones. A menos que colemos un micro y una cámara en las oficinas de Sony, vemos todavía muy complicado poder confirmaros que el culebrón de Spider-man de Marvel y Sony vaya a tocar a su fin en breve.