Realidad virtual: ¿Moda pasajera o llega para quedarse?

Talents y Realidad Virtual

A lo largo de la historia de los videojuegos hemos visto tecnologías impresionantes nacer y morir (prácticamente) debido a la indudable supremacía de los controles tradicionales (ya sea el mando en consolas o el combo teclado y PC en ordenador). Las televisiones en 3D, el primer intento de la realidad virtual de Nintendo, los controles por movimiento, Kinect, etc. Muchas tecnologías novedosas se han enfocado a los videojuegos y han terminado en el cajón.

Sin embargo, siempre hay un repunte de algunas tecnologías y, al igual que el 3D de forma infructuosa hace unos años, ahora es el momento de la realidad virtual, que pinta ligeramente diferente de las tres dimensiones. Mientras que la tecnología en 3D era algo impulsado por los fabricantes de televisiones (y Nintendo con su 3DS, una tecnología buena que no ha sido demasiado explotada), el impulso a la realidad virtual llega por parte de la propia industria del videojuego. Oculus (con un genio como John Carmak detrás) y los acuerdos con Xbox, HTC VIVE (con el impulso de Steam) y PlayStation VR (desarrollada por SONY), son periféricos que han llegado este año haciendo muchísimo ruido.

Aún no hay cifras oficiales de ventas de esta nueva hornada de gafas de realidad virtual (SONY dice que está muy contenta con PS VR mientras que los responsables de HTC VIVE afirman haber vendido muchas más unidades de las que indican algunas fuentes), pero parece que la penetración de esta tecnología en los hogares sigue siendo lenta y, aunque llama muchísimo la atención en las ferias y eventos similares (donde se forman colas kilométricas), parece que el usuario aún recela del apoyo que las compañías de videojuegos puedan darle a los periféricos a largo plazo.

Sin embargo, parece que los estudios confían, y mucho, en esta tecnología como un nuevo vehículo a la hora de hacer vivir experiencias o conseguir contarle una historia al jugador. En esta ocasión vamos a hablar de los estudios independientes que se han presentado a los Premios PlayStation 2016.

''Son experiencias distintas y los dispositivos tienen mucho futuro por delante'' - Roberto Yeste, responsable de desarrollo local de PlayStation España.

Hoy se darán a conocer los finalistas de los Premios PlayStation 2016 y veremos qué estudios consiguen pasar el corte para seguir con la oportunidad de desarrollar para PS4 el año que viene. Lo que ya sabemos es que, de los 20 semifinalistas hay cuatro estudios que apostaron por la realidad virtual y, además, todos ellos con juegos diferentes entre sí y muy sorprendentes.

Es arriesgado desarrollar un juego para una tecnología tan novedosa, ya que los estudios que lo hacen son, prácticamente, pioneros en el género, pero hay quien se atreve con propuestas tan interesantes como las de Tessera Studios, Mad Triangles, Narratech Laboratories o Virtual Bandits.

Tessera Studios es un estudio que ha desarrollado en el Master de videojuegos de U-tad (y dentro del programa PlayStation First), Intruders: Hide&Seek, un título que nos pondrá en la piel de un chaval que debe rescatar a su familia, quienes han sido secuestrados en su propia casa. ¿Qué tiene de especial? Utilizando los sensores de PS VR podremos asomarnos por puertas y ventanas para ver si alguno de los secuestradores se nos acerca. Además, lo mejor del juego es la sensación de angustia que consigue producir en el jugador debido a una ambientación muy lograda.

Narratech Laboratories está desarrollando un videojuego que se asemeja a Intruders, pero que tira más hacia el terror puro y duro en primera persona. Se trata de In her footsteps, un videojuego creado con el potentísimo Unreal Engine 4 en el que exploraremos una mansión en la que un científico nazi realizó una serie de macabros experimentos.

Por otro lado tenemos Montrotech Operations, el videojuego de Virtual Bandits (quienes ya fueron finalistas de los Premios PlayStation 2015) que nos pondrá en la piel de un ingeniero a bordo de una estación espacial. El objetivo será arreglar diferentes partes de la nave a la vez que eliminamos alienígenas (con un diseño muy parecido a una de las formas de los xenomorfos). Eso sí, aunque se pudo jugar en Barcelona Games World y tiene una pinta muy interesante, el juego está en una fase casi embrionaria.

Por último (de los semifinalistas de los Premios PlayStation 2016) tenemos DWVR, el videojuego de Mad Triangles que es una versión para la realidad virtual de su propio videojuego: Deathwave. Se trata de un juego arena arcade de lo más clásico en el que solo tenemos que hacer dos cosas: apuntar (a lo que queremos matar o donde queremos desplazarnos) y disparar. Se trata de un juego frenético del que acaban de subir un nuevo vídeo con gameplay:

Por otro lado encontramos un estudio consagrado como Relevo Videogames que también está trabajando para la realidad virtual, en concreto para PS VR. Mindtaker es el nuevo juego del estudio vasco y, al contrario que los cuatro estudios descritos en las líneas de arriba, Relevo ha adoptado otra estrategia a la hora de desarrollar el videojuego.

El estudio ya sabe que su proyecto va hacia delante y se lanzará a lo largo del año que viene. Sin embargo, no han querido jugárselo todo a una carta y están desarrollando Mindtaker para que pueda jugarse tanto con un mando tradicional como con PlayStation VR. De hecho, si estáis estos días por Bilbao y os pasáis por Fun&Serious, podréis disfrutar de una experiencia o demo de Mindtaker parecida a la de The Kitchen de Resident Evil 7.

Roberto Yeste, responsable de desarrollo local de PlayStation España, nos aseguró que es una tecnología que llega para quedarse. ¿Qué pensáis, estamos ante una moda pasajera o es una tecnología que se asentará en el mundo de los videojuegos?