La religión 'afecta' a Bioshock Infinite

En Bioshock Infinite habrá un personaje que ha sido considerablemente alterado por su carácter religioso tras un intercambio de opiniones entre algunos miembros del equipo de Irrational Games y Ken Levine, CEO de la compañía.

Gracias a unas declaraciones realizadas a la Revista Oficial de PlayStation por Ken Levine, CEO de Irrational Games y uno de los principales responsables del desarrollo de Bioshock Infinite, se ha dado a conocer una interesante situación que relaciona el título que tiene entre manos el equipo con un tema siempre delicado como es la religión.

Como es habitual en cualquier equipo de desarrollo relativamente grande si nos referimos a su número, en él encontramos muchos miembros de diferentes creencias religiosas que, aunque siendo profesionales ante todo, pueden no sentirse cómodos con según qué aspectos de su trabajo. En el caso al que nos referimos hoy, dicho aspecto apunta a los apartados religiosos que se tocan en el tercer título de la saga, que siempre son peliagudos y están abiertos a críticas de todo tipo, con o sin razón.

Esto desembocó en una serie de conversaciones de dichos miembros con Levine al respecto, en las que se destacaba un personaje, no sabemos todavía porqué, que finalmente ha sufrido un importante cambio si lo comparamos con la idea original que se tenía para él.

Pero que nadie considere esto una bajada de pantalones, hablando pronto, mal y claro. El propio Ken Levine ha afirmado desde el respeto que no cambiaría nada sólo para conseguir la aprobación de sus trabajadores, pero que gracias a su punto de vista ha conseguido entender algunas cosas y eso le ha permitido alterar la historia para mejorarla y adaptarla mejor a lo que pretende ofrecer Bioshock Infinite. ¿Qué pensáis al respecto?

Afortunadamente, en esta ocasión todos salimos ganando. Eso sí, nadie nos libra de estar comiéndonos la cabeza mientras juguemos para identificar a dicho personaje e intentar descubrir qué aspectos fueron modificados y porqué. Veremos si lo conseguimos. Bioshock Infinite llegará a PlayStation 3, Xbox 360 y PC (por aquí tenéis sus requisitos) el 26 de marzo tras el último retraso anunciado por 2K Games.