Los resultados financieros de Ubisoft

Ubisoft ha echado cuentas y ha presentado los resultados de los primeros seis meses de su año fiscal, que empezó el pasado mes de marzo, en los que ha obtenido un beneficio de 202 millones de euros.

Ubisoft ha vendido en estos seis meses productos por un valor de 293 millones de €,un 5% más de lo que vendió en el mismo periodo del pasado año fiscal- Ha generado unas ventas que han superado hasta las previsiones de la propia compañía gracias a la buena acogida que han tenido Far Cry 3 y Assassins Creed 3, tanto en formato físico como en formato digital (DLCs incluidos). Éste último ha generado 71 millones de €, un 29% más que el año pasado.

Ubisoft, después de este semestre, se queda con una deuda de 141.7 millones de € (frente a los 152.5 millones de € del año anterior) pero desde la compañía no están demasiado preocupados. Yves Guillemot, presidente de Ubisoft, ha declarado que "PS4 y Xbox One se darán a concer dentro de unos días, algo que será un importante motor para la industria. Tenemos confianza en nuestra capacidad de hacer frente a los retos a corto plazo que se plantean en esta fase de transición".

Guillemot comenta que "gracias a la calidad de nuestros juegos, la llegada de las nuevas consolas y la aceleración de las ventas durante la temporada de Navidad se disparará un impulso positivo de las ventas". El presidente de Ubisoft también ofrece su opinión de qué va a suceder en el futuro: "los juegos de mundo abierto se están convirtiendo cada vez en un género más popular. La libertad de expresión y en las experiencias de los jugadores ahora son el centro de de las expectativas y conforman una tendencia en el mercado que Ubisoft ha adoptado plenamente".

Con Assassins Creed IV y Watch Dogs está claro que la compañía gala ha tirado por este camino, convirtiendo el sandbox en su género predilecto. Sobre el negocio con los contenidos digitales ha comentado que "es un área que está lista para expandirse más y más en los próximos años" y están haciendo esfuerzos por implementarla en su estrategia de mercado, aumentando todo lo posible la visibilidad de sus marcas. "Ubisoft siempre ha destacado por la calidad de sus creaciones, un factor determinante para garantizar nuestro éxito en el futuro y la mejora de nuestros resultados financieros. En el próximo año fiscal pretendemos incrementar la calidad con el lanzamiento de títulos particularmente ambiciosos, presentando nuevas marcas y continuando nuestras franquicias más establecidas".

La nueva marca en cuestión, debido a su retraso, será Watch Dogs. Hasta que podamos disfrutar de la aventura protagonizada por Aiden Pearce, Ubisoft quiere conseguir unas ventas totales de 995 millones de € durante el año fiscal vigente. Ésto hace que de Assassins Creed IV: Black Flag, Just Dance 2014 y Rocksmith 2014 (los próximos lanzamientos de Ubisoft) se esperen unas ventas en el tercer trimestre de entre 500 y 540 millones de €. Suponiendo que se cumplan estos buenos resultados, sería un beneficio de un 38% menos que el año anterior, unos meses complicados los que vienen para compararlos con la misma época de 2012 cuando se puso a la venta Far Cry 3.

Ubisoft hace balance de todo lo acontecido durante estos seis meses y se muestra orgullosa al poder afirmar que las puntuaciones de sus juegos cada vez son más altas. Teniendo en cuenta Metacritic, AC IV: Black Flag tiene una media de 85, Rayman Legends de 90, Rocksmith 2014 de 88, y Splinter Cell: Blacklist de 83. Gracias a estos títulos Ubisoft se ha posicionado como la cuarta editora más importante en EE.UU. y en Europa con una cuota de mercado del 5.4% y el 7.2% respectivamente. De todos estos números también hay que destacar que Ubisoft ha vendido todas las acciones de su participación en Gameloft generando un beneficio de 4.4 millones de €, desprendiéndose de todas las acciones que tenía de la compañía. Después de todos estos datos, ¿cómo veis a Ubisoft? ¿Mejorará sus previsiones de la segunda mitad de año gracias a sus títulos y a la nueva generación de consolas?