Iwata, nuevo CEO de Nintendo América

La Gran N publica su reporte del pasado año fiscal y descubre unos números más bajos de lo que se esperaban.

El fin del año fiscal es esperado y a la vez temido por todas las empresas que han visto como a lo largo de los meses su negocio no ha ido todo lo bien que podrían esperar, una situación que, por desgracia y en determinados campos (más que menos) se ve con asiduidad en los últimos años por culpa de la crisis, la cual ni la industria de los videojuegos es capaz de esquivar.

Reporte del año fiscal de Nintendo.

Nintendo acaba de hacer públicos los resultados de su último año fiscal y las noticias no son buenas, precisamente. La compañía nipona ha reportado una pérdida de alrededor de 280 millones de Euros, aunque por la devaluación del Yen el resultado final ha sido de un ligero beneficio neto de 54 millones de Euros, una cantidad demasiado baja (mucho más que en ejercicios anteriores) para una empresa de la magnitud de Nintendo.

Por otra parte, las previsiones de cuatro millones de Wii U vendidas en todo el mundo que la compañía realizó el pasado año, después de haberla reducido en un millón y medio, han resultado no ser acertadas, pues tan sólo han reportado un total de 3,45 millones de consolas dispensadas desde su lanzamiento el pasado mes de noviembre. La consola continúa siendo un quebradero de cabeza para la Gran N.

Las ventas de juegos han sido algo más alentadoras, sobre todo en lo referente al catálogo de Nintendo 3DS, la cual ha visto como New Super Mario Bros. 2 superaba los 6,4 millones de unidades vendidas. El total de software vendido ha alcanzado los 49,61 millones para 13,95 millones de 3DS vendidas durante el pasado año fiscal.

Entre los cambios internos que realizará Nintendo se encuentra el movimiento de Satoru Iwata, que pasa a tomar el cargo de CEO de Nintendo of America y Reggie Fils-Aime se quedará, como hasta ahora, como Director de Operaciones (COO).

Lecturas recomendadas