Revelations en otro pequeño tráiler

Parece que algo no va bien en Assassin's Creed Revelations. El Animus, la máquina que ha permitido que Desmond Miles se meta en la piel de sus antepasados, no pasa por su mejor momento. Las cosas se ponen difíciles para los asesinos Altair y Ezio Auditore, con los que hemos revivido sus recuerdos y han permitido que el heredero de la estirpe se liara con el culebrón del Grial.

Cada vez que vemos algo nuevo de Assassin's Creed Revelations, por poca cosa que sea, se nos acelera el ritmo cardíaco y nos ponemos a mil. ¿No os pasa lo mismo a vosotros?

Ir a la ficha Escribe tu análisis