La adicción a las series puede afectar a la calidad de nuestro sueño

Estrenos Netflix, HBO y Movistar

La American Academy of Sleep Medicine advierte sobre los riesgos que tiene estar expuestos a la luz de las pantallas todo el día y cómo afecta a nuestro sueño.

¿Cuántas veces nos hemos quedado trasnochando por ver un capítulo más de tu serie favorita? Muchas, seguro. Es por esto que la American Academy of Sleep Medicine, institución estadounidense especializada en el área del sueño, ha decidido realizar un estudio para ver si este hábito común en muchos seriéfilos puede afectarnos de algún modo.

Según este estudio, 15% del consumo de series por plataformas de streaming se realiza desde las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana, justo durante las horas que muchos deberían estar descansando. Los médicos que han realizado este estudio advierten de que si este hábito es llevado a cabo con regularidad, puede afectar a nuestra salud.

Estrenos de series originales en Netflix en junio

El principal de estos problemas sería el insomnio, ya que pasar muchas horas sin dormir puede hacer que cada vez resulte más difícil conciliar el sueño. También se puede experimentar un deterioro del estado de ánimo y de las habilidades cognitivas debido al cansancio.

Todas las ofertas en Cine y TV de Amazon

Ojo, no queremos decir con esto que ver series sea malo. Sino que la constante exposición a la luz de las pantallas que usamos a diario (ordenador, televisión, móviles...), nos acaba afectando. De hecho, la AASM cree que es posible compaginar nuestras series favoritas con nuestro descanso y, por ello, nos ofrece una serie de consejos para utilizar los dispositivos de la forma más idónea y que afecte lo menos posible a la calidad de nuestro sueño:

  • Establecer un límite de episodios cada noche antes de comenzar a verlos.
  • Tomar un descanso entre cada episodio para salir del bucle del auto-play.
  • Descargar los episodios en el smartphone para controlar cuántos vemos a la vez.
  • Programar el tiempo del fin de semana para ponerse al día con nuestros programas favoritos.
  • Para minimizar los efectos de las pantallas brillantes por la noche, utilizar aplicaciones que regulen la luz.
  • Transmitir los vídeos al televisor en lugar de verlos en el dispositivo móvil por la noche para reducir la exposición a la luz.
  • Evitar el uso de dispositivos móviles en la cama.
  • Apagar todas las pantallas por lo menos media hora antes de dormir.

Lecturas recomendadas