Sony asegura que no se han robado datos de PSN

Un grupo de hackers conocido como DerpTrolling ha accedido a las bases de datos de cientos de servicios como PSN, Windows Live y 2K Games obteniendo datos sensibles de sus usuarios.

ACTUALIZACIÓN (22/11/2014): Desde Sony reconocen que no ha habido ningún ataque a PSN. Han investigado su red en base a las quejas recibidas y no han encontrado ninguna evidencia de que haya habido una intrusión.

Al parecer los datos publicados coincidían con anteriores filtraciones de cuentas y lo único que han buscado estos hackers ha sido llamar la atención. En cualquier caso, siempre es mejor prevenir que curar y una actualización de las contraseñas tampoco viene mal.

________________________________________

De nuevo, os hablamos de un ataque procedente de un grupo de hackers conocido como DerpTrolling que ha publicado una lista con datos de usuarios de PlayStation Network, Windows Live y cuentas de 2K Games. Estos hackers son los mismos que también lanzaron un ataque DDoS (Ataque de denegación de servicio que imposibilita el uso de de un recurso) a los servidores de Blizzard en el lanzamiento de la última expansión de World of Warcraft.

A pesar de haber accedido a datos sensibles aseguran que no tienen intención de usar las cuentas bancarias ni las tarjetas de crédito. El único motivo por el que han realizado el ataque es demostrar su fuerza y "advertir" a las diferentes compañías.

En total, afirman haber conseguido 800.000 cuentas de 2K Games con 500.000 registros de tarjetas de crédito, 620.000 cuentas de Twitter, 200.000 inicios de sesión de Windows Live, 1.7 millones de logins de Origin y 3 millones de cuentas de Facebook.

Respecto a los datos publicados la lista contiene 2.131 nombres de usuario de PSN, 2.000 de 2K y 1.473 de Windows Live. Así que, una vez más nos toca cambiar contraseñas y es que como ha quedado demostrado de nuevo, nuestros datos están al alcance de cualquiera con relativa facilidad, por lo que ya es hora de que las compañías tomen cartas en el asunto de una manera más seria, puesto que algunos de estos servicios son de pago y somos los usuarios los que los financiamos. Si recordáis, Sony ya tuvo que pagar 15 millones de dólares por el hackeo que sufrió PSN en 2011 y parece que siguen sin aprender la lección.

Fuente: CNET