Rockstar - El ex-productor de GTA demanda a la compañía por 150 millones

Leslie Benzies, ex-productor de la saga GTA, ha demandado a Rockstar por un total de 150 millones de dólares. Os contamos los motivos de su demanda y las medidas tomadas por la compañía.

¡Menuda se ha montado en Rockstar! Leslie Benzies, ex-presidente de Rockstar North y productor de varios títulos de la franquicia GTA, ha interpuesto una demanda a la compañía por un total de 150 millones de dólares. Según explica el portal GamesIndustry, los abogados de Benzies han encontrado una serie de tareas por parte de Rockstar, Rockstar North, Take-Two, Sam Houser y Dan Houser que forzaron la marcha de su cliente de la empresa e incumplieron los pagos por royalties que Benzies merecía.

Tal y como se menciona en la demanda, cuando Leslie Benzies quiso regresar a Rockstar tras un año sabático, se le impidió el acceso a la misma al haber sido desactivado su dispositivo de acceso a las instalaciones de Rockstar North. Pero lejos de solucionarse, cuando Benzies logró convencer a la seguridad del recinto para que le dejasen pasar, el gerente de la oficina le ordenó marcharse. De esta manera, los altos directivos de Rockstar habrían expulsado a Benzies de la empresa sin previo aviso y sin pagarle los royalties que le corresponderían por su trabajo.

Además, Benzies añade que los hermanos Houser no estaban de acuerdo en que él percibiera una mayor cantidad de royalties que ellos y que ello podría haber influido en que la compañía prescindiera de él sin previo aviso, provocando su salida oficial de Rockstar el 2 de abril de 2015 (aunque no se hizo pública hasta este año).

Por su parte, Rockstar ya ha respondido lanzando una contrademanda contra Leslie Benzies a través de Take-Two. En esta contrademanda se expresa que Benzies incurrió en un incumplimiento de su contrato al abandonar sus funciones en la compañía sin justificación. De esta manera, se indica que según el contrato entre ambas partes, Leslie Benzies no pude beneficiarse de los royalties que le correspondiesen, tanto si son previos como si son posteriores a la finalización del contrato. Así pues, la demanda por 150 millones de dólares impuesta por Benzies contra Rockstar no tendría validez ya que el ex de la compañía habría incumplido su contrato.

Por ahora, cada parte ha expresado sus argumentos y ya veremos cómo acaba todo el asunto cuando se celebren los juicios correspondientes a cada demanda. Habrá que seguir de cerca los acontecimientos para saber si esta sucesión de demandas y contrademandas acaba influyendo en los desarrollos que Rockstar pueda tener entre manos.