Rockstar muestra su postura respecto al uso de mods en GTA V

Grand Theft Auto V ha sido el objeto de la polémica los últimos días, y esta vez no ha tenido nada que ver con el tono de sus contenidos ni con ningún contenido ofensivo. La polémica surgió cuando desde Rockstar Games provocaron el cese de Open IV, una de las herramientas de mods más utilizadas dentro de la comunidad de usuarios del juego en PC.

Gran cantidad de mods dependían de él, lo cual provocó la ira de sus usuarios, y estos respondieron con duras valoraciones y notas al juego en la plataforma de Steam, así como con quejas en los foros de Rockstar y a través de las redes sociales. Si bien Open IV era empleado exclusivamente para el modo de un jugador de GTA V, un uso permitido por parte de la compañía, desde Take-Two alegaron que el mod interfería con la experiencia de GTA Online, motivo de su cierre.

Ahora, la compañía ha publicado unas declaraciones oficiales acerca de su postura con respecto al uso de mods en el modo para un jugador de GTA V:

"Rockstar Games cree en la creatividad razonable de los fans y, en particular, quiere que los creadores muestren su pasión por nuestros juegos. Tras conversaciones con Take-Two, Take-Two ha estado de acuerdo en que en general, no emprenderá acciones legales en contra de proyectos de terceros que involucren a juegos de Rockstar para un jugador, que no tengan carácter comercial y que respeten los derechos de propiedad intelectual (IP) de terceros. Esto no se aplica a (i) multijugador o servicios online; (ii) herramientas, archivos, librerías o funciones que podrían ser usados para afectar al multijugador o servicios online, o (iii) el uso o la importación de otras IP (incluyendo otras IP de Rockstar) en el proyecto. Esto no es una licencia y no constituye una aceptación, aprobación o autorización de ningún proyecto de terceros. Take-Two se reserva el derecho de oponerse a cualquier proyecto de terceros, o a revisar, revocar y/o retirar esta declaración en cualquier momento a su propia discreción. Esta declaración no constituye una renuncia a ningún derecho que Take-Two pueda tener con respecto a proyectos de terceros".

En resumidas cuentas, desde Rockstar Games y Take-Two no tomarán acciones legales por lo general contra los mods que se limiten al modo para un jugador, siempre que no tengan carácter comercial y que no tomen elementos de otras propiedades intelectuales, aunque aquellos que intervengan con los modos online seguirán siendo afectados. No queda claro en que posición deja esto a Open IV, pero esperemos que el autor de dicho mod sea capaz de continuarlo en el futuro. Os dejamos con nuestro análisis de GTA V para PC.

Lecturas recomendadas