Rust - El juego que desata la polémica por obligar a jugar como mujeres

Menuda se ha liado en Steam con Rust al introducir su último parche que obliga a algunos usuarios a jugar como mujeres. Rust es un título desarrollado por Facepunch Studios en el que nos toca sobrevivir en un mundo lleno de peligros con un personaje creado al azar sin ningún tipo de ayuda inicial, estando desnudos desde el principio y teniendo que encontrar materiales para construir armas y crearnos ropas y protección.

Pues bien, el título se encuentra desde hace tiempo en fase de pruebas alfa y poco a poco ha ido introduciendo parches con mejoras como cambios en el tono de piel de los personajes o incluso distintos tamaños de pene. El último de estos parches ha introducido personajes femeninos, haciendo que se vinculen automáticamente a ciertas cuentas de Steam de manera que los usuarios de estas cuentas se ven obligados a jugar como mujeres a Rust. Algo que a muchos no ha sentado del todo bien.

La mayoría de las quejas en el foro del juego en Steam han venido dadas porque el título genera aleatoriamente los personajes y no da la opción de seleccionar si se quiere jugar con un avatar masculino o uno femenino. Los usuarios que protestan, en su mayoría, se quejan de que esto provoca que se vean personajes femeninos en el juego con voces masculinas, restando realismo a la aventura (aunque también hemos podido ver comentarios sexistas de muy mal gusto y que no vamos a reproducir).

Pero los creadores de Rust no tienen intención de cambiar el juego y dar opción a elegir entre hombres y mujeres para jugar ya que desde el inicio avisaron de que los personajes se generarían al azar y nunca han dado la opción de elegir. Además han argumentado que tampoco es realista ver a personajes adultos con la voz de un niño de ocho años. Por supuesto, también hay usuarios que han apoyado el nuevo parche de Rust y han llegado a discutir con otros diciéndo que se vayan a ARK Survival Evolved si quieren jugar a un título de supervivencia creando su propio personaje.