Saints Row 4 se queda a las puertas de Australia

El Boletín de Clasificación australiano vuelve a hacer de las suyas dejando a Saints Row IV fuera de sus tiendas.

Hacía tiempo que los australianos no tenían que lamentar la prohibición de un juego por ser especialmente violento o inapropiado en otros sentidos para su público, de hecho parecía que, con la aparición de la nueva clasificación R18+ todo comenzaría a ir mucho mejor para los 'jugones' del país de los canguros, nada más lejos de la realidad...

La última 'víctima' del Boletín de Clasificación australiano ha sido Saints Row IV, pero a diferencia de casos anteriores en los que el juego fue directamente prohibido tras haber sido clasificado, en esta ocasión el organismo encargado de ponerle el sello al juego ha decidido, directamente, no clasificarlo. En otras palabras, Saints Row IV se encuentra en el limbo del AGCB (Australian Government Classification Board), y parece que permanecerá allí durante mucho tiempo.

Éste es el primer caso de juego rechazado para clasificación de la historia de Australia, tal y como ha informado el propio Boletín. La cuestión es que, ya esté sin clasificar o directamente prohibido, el juego de Volition y Deep Silver se quedará sin pisar territorio australiano sin tener que recurrir a importaciones para desgracia de sus habitantes.