Satoru Iwata habla de Nintendo 3DS

Satoru Iwata, máximo responsable de Nintendo a nivel mundial, ha hablado sobre lo que será la próxima consola portátil de la compañía: Nintendo 3DS. Un modelo que ha levantado una espectación inusitada y que cuenta con una cualidad que la hace especial: los juegos serán en 3D y no harán falta gafas para percibir ese efecto.

Satoru Iwata habló para la revista Forbes en una entrevista en la que dejó patente la preocupación de la compañía con la piratería, que es especialmente elevada en Asia y Europa y responsable directa del descenso en las ventas de cartuchos. Al respecto, llegó a decir que "nos aterra [a Nintendo] que se haya extendido cierta forma de pensar que no le encuentra sentido al hecho de pagar por disfrutar de un videojuego". El presidente de Nintendo habló de que tomarán medidas muy concretas en la nueva Nintendo 3DS para que no sea fácilmente pirateable y, lógicamente, no quiso dar pistas de por dónde irán los tiros de los sistemas anticopia que utilizará el nuevo hardware.

Por otro lado, la salud es uno de los temas importantes que Nintendo siempre ha tenido en cuenta a la hora de diseñar sus consolas (sólo hay que recordar los avisos que, insistentemente, Nintendo DS o Wii nos dan cada vez que las encendemos) y Nintendo 3DS no será una excepción. Así, el efecto 3D podrá ser desactivado por lo que todos los jugadores, grandes y pequeños, podrán disfrutar del juego, digamos, de forma tradicional en 2D. Así se evitan posibles problemas de mareos o consecuencias no deseadas.

Prueba de esta política de Nintendo, si recordáis, es su primera consola 3D que salió a la venta en Japón allá por el año 1995, Virtual Boy. Para evitar un uso prolongado y problemas de salud, Nintendo desconectaba las partidas automáticamente cada 15-20 minutos, quisiéramos o no. El hardware estaba programado para recordarle al jugador a través de un mensaje que era el momento justo para tomarse un descanso.