Scarlett Johansson podría protagonizar una cinta sobre el sexismo en los videojuegos

La actriz Scarlett Johansson podría protagonizar una película acerca del sexismo del mundo de los videojuegos que se puso de manifiesto con el caso "Gamergate".

Mientras sus compañeras de profesión Jennifer Lawrence, Charlize Theron, Amanda Seyfriend o Meryl Streep alzan la voz de diversas maneras contra la desigualdad de género en el mundo de la interpretación y la brecha salarial respecto a sus homólogos masculinos, Scarlett Johansson podría meterse en la piel de una mujer que fue acosada por la red.

Amy Pascal, la productora responsable de la próxima entrega de Cazafantasmas o el nuevo Spider-Man, ha adquirido los derechos de la novela "Crash Override: How to Save the Internet from Itself" escrito por la desarrolladora de videojuegos Zoe Quinn. Aunque el libro no saldrá a la venta hasta el mes de septiembre de 2016, su adaptación al cine es inminente y la actriz designada para el papel protagonista sería Scarlett Johansson.


Se trata de la narración del caso "Gamergate", que hizo emerger la misoginia de cierto sector de losvideojuegos. Quinn creó la novela interactiva "Depression Quest" en 2013 en la que explicaba cómo había ido superando su depresión. A través de Greenlight, un sistema de votación popular, trató de dar a conocer su juego en la plataforma Steam lo que provocó que comenzara a ser víctima de acoso por parte de usuarios anónimos. Si no retiraba el juego, amenazaban con difundir información personal de la creadora (una práctica conocida como doxing).

Lo que echó más leña al fuego fue el hecho de que su expareja publicó en su blog un texto en el que decía que le había sido infiel con Nathan Grayson, un influyente crítico de videojuegos de la revista Kotaku y que por ello el medio había publicado críticas muy positivas del videojuego, algo totalmente falso que ella consiguió demostrar posteriormente.

Además de recibir horribles amenazas de violación y muerte, el caso llegó a salpicar a las voces que se alzaron en su defensa: el desarrollador de videojuegos Phil Fish o la crítica Anita Sarkeesian.

Sin director asignado aún al proyecto, la adaptación será escrita por dos mujeres: Rebecca Angelo y Lauren Schuker Blum y según Deadline publicaba esta misma semana, sería Scarlett Johansson la intérprete mejor posicionada para hacerse con el controvertido papel. Parece claro que la cinta va a levantar ampollas...