Se va el último de los cuatro de Xbox

Llegar a la oficina de Bill Gates y presentarle una consola hecha a partir de ordenadores portátiles, no parece tan absurdo como llamarla Direct X Box, ¿verdad? Pues esto es lo que hicieron Ed Fries (dejó Microsoft en 2004), Seamus Blackley (2002), Kevin Bachus (2001) y Otto Berkes. Precisamente, este último es hoy noticia, porque es el que abandona el barco en último lugar del grupo.

Los cuatro fundadores de Xbox han dejado atrás las bases para una iniciativa que el pasado año generó un negocio superior a los 10.000 millones de dólares y venció a Windows en cuanto a crecimiento.

Sin embargo, Berkes ha estado también detrás de proyectos como los ordenadores ultra portátiles (UMPC) que muchos ven como un eslabón necesario para los actuales tablets como iPad. También hay quien conoce bien la compañía de Redmond y afirman que empleados así no se van nunca. Ejemplos como Bill Gates, que disfruta de su retiro de Microsoft desde hace años, son muy claros. Es decir, aunque no trabajen ya para la compañía, su influencia y contactos siguen muy presentes en el futuro de la empresa.