La secuela de Tomb Raider usará el motor de la E.Definitiva

La compañía ha anunciado que seguirán usando el mismo motor para futuros lanzamientos del juego, eso sí, irá acompañado de cambios que mejoren el título.

Por todos es sabido que Crystal Dynamics ya está trabajando en la secuela del reboot de Tomb Raider que salió a la venta el año pasado, y ahora volverá a lanzarse en las consolas de nueva generación con una revisión gráfica. La compañía ha confirmado que tienen previsto utilizar el mismo motor para el próximo juego, pero han anunciado que harán "mejoras significativas" en él.

Cuando un usuario les preguntó si creían que era factible usar el motor para la secuela o si ésta iba a suponer un gran salto gráfico, Crystal Dynamics respondió: "Hemos hecho grandes revisiones al Crystal Engine para hacer Tomb Raider, luego volvimos a mejorarlo para la Edición Definitiva. Seguramente hagamos mejoras significativas para la secuela también. Así que nos beneficiaremos del conjunto de herramientas y la tecnología del motor, pero cada vez que nos renovemos será para llevar a cabo lo que queremos en el juego".

Hablando de las mejoras de la secuela, seguramente estaríamos hablando de pequeños cambios en los ya introducidos en la edición definitiva como nuevos shaders, mejoras de luz, mejores gráficos o el sistema TressFX. Variaciones que son bastante significativas si comparamos las versiones del juego entre una generación y otra.