SEGA habla de los diseños de Sonic Boom

Desde que se mostró Sonic Boom, mucho se ha hablado sobre el cambio de look que han sufrido sus protagonistas. Bob Rafei, diseñador del título, ha hablado sobre el nuevo diseño que tendrán los personajes en la aventura que llegará a Wii U y 3DS. Nosotros os lo contamos todo aquí.

Cuando se anunció Sonic Boom, todos nos sorprendimos con las nuevas pintas que lucían Sonic, Tails y compañía. Opiniones sobre el nuevo look de nuestros héroes favoritos de SEGA hay muchas y muy variadas, unos están a favor de que se haya optado por “modernizar” al grupo, y muchos otros se muestran reacios al cambio. Big Red Button, que se está encargando del desarrollo de Sonic Boom, es muy consciente de ello, y Bob Rafei ha hablado con Gamespot para contar qué les llevó a tomar las decisiones para presentar unos personajes con una imagen tan cambiada en este nuevo proyecto.

Lo primero de todo, Rafei asegura que el proceso de creación de los nuevos Sonic y compañía no fue nada fácil. Comenta que aunque Sonic Team y SEGA tenían la mente abierta a cambios y aceptaron muchas de sus ideas, tiraron para atrás muchas otras. No os lo perdáis, porque por la cabeza del equipo de Big Red Button pasaron cosas bastante atrevidas. “Experimentamos con diferentes colores y superficies en los personajes, como pelaje y escamas, pero Sonic Team nos mostró su descontento” comenta Rafei. “Takashi Iizuka a veces no podía ni ver la pantalla, era demasiado traumático para él ver lo que queríamos hacer”.

Bob Rafei también comentó de dónde surgieron ideas como la de ataviar a Sonic con un pañuelo para el cuello, el haber “ciclado” a Knuckles, o la razón de que los personajes tengan vendas en manos y piernas. Todo ello tiene que ver con la personalidad de los personajes, son complementos que nos ayudarán a entenderlos mejor. Sobre Sonic comenta que “El pañuelo realza los ojos, y además es un elemento ligado a la acción y la aventura”.

Muchos sois los que han comparado este pañuelo con el de Drake en Uncarted, pero nada más lejos de la realidad ya que el desarrollador explica que el origen de la idea reside en El Llanero Solitario. “Estábamos buscando un complemento para Sonic. Después de experimentar con varios, decidimos que esa bufanda-pañuelo era el ideal. Está relacionado con la faceta aventurera del personaje y no con la de vanidad del mismo”.

Pero más que el pañuelo de Sonic, lo que más nos ha llamado la atención a la mayoría es ese nuevo Knuckles que parece haberse tragado un perchero. “Es muy importante que cuando tienes varios personajes establezcas diferencias entre ellos para distinguirlos. Gracias a esto puedes ver rápidamente de qué personaje se trata. Por eso decidimos reforzar la musculatura de Knuckles, destacando sí su faceta más agresiva”, comentaba Rafei. Como veis, el desarrollador hace alusión de nuevo a que cada cambio sufrido por los personajes refleja su personalidad en Sonic Boom.

“Era importante que los personajes tuvieran un aspecto heroico y no vanidoso. La vanidad es más propia de los villanos”, explicaba Rafei que continuaba diciendo que “las vendas, en realidad son cintas deportivas. Están inspiradas en las de los luchadores y equipos de fútbol a los que les preocupa más ganar que las apariencias. Quería asociar esto a los personajes. La cinta deportiva forma parte de la vida rutinaria de los protagonistas. Cuando el mundo está en peligro, no tienes tiempo de preocuparte de las apariencias”.

Por otro lado, el Doctor Eggman representa todo lo contrario. Según explica Bob Rafei, Eggman es un personaje vanidoso, preocupado por su apariencia, y por ello viste con su traje militar. Además, el villano se preocupa por el aspecto de los robots, y Rafei espera que los usuarios notemos esto para entender la diferencia entre él y los héroes de Sonic Boom. Ya veis que todos los cambios que veremos en los diseños cuando Sonic Boom llegue a Wii U y 3DS tienen su lógica, ahora veremos si el resultado final del juego, que estará acompañado de una serie televisiva y de una colección de figuritas, hace que dejemos atrás el debate sobre su diseño y sólo pensemos en pasarlo bien jugando.