SEGA y Platinum Games terminan bien

Bayonetta, Madworld, Infinite Space y Vanquish son las cuatro franquicias que han nacido de la relación entre SEGA y Platinum Games. Todos ellos, títulos que intentan ser el comienzo de nuevas sagas que son muy importantes para ambas compañías.

Finalizada la relación inicial, todos los derechos de los mencionados juegos pertenecen a SEGA. De ahí que, a partir de ahora, el futuro de las recién nacidas franquicias puede quedar en manos ajenas a las de sus creadores. Platinum Games, por su parte, nació precisamente con la idea de crear sus propias marcas y quizá, dentro de poco, veamos qué tienen entre manos, posiblemente alejados del paraguas de SEGA.

El estilo de los juegos de la desarrolladora encabezada por Shinji Mikami, Atsushi Inaba, Hideki Kamiya, Shigenori Nishikawa, Tatsuya Minami y Yusuke Hashimoto está muy centrado en la acción pura y dura. Algo que cada vez es más valorado entre las compañías japonesas, que se empecinan cada vez más en llegar al público occidental. Dicho esto y, a pesar de un éxito de ventas más bien modesto para los títulos de Platinum Games, no hay que pensar mucho para saber por dónde irán los tiros en futuros proyectos de esta desarrolladora llena de estrellas.