SEGA se aprieta el cinturón

SEGA Sammy atraviesa un periodo de serias dificultades económicas, a consecuncias de las pérdidas registradas durante su último año fiscal.

SEGA Sammy ha reportado pérdidas por valor de 7.100 millones de yenes durante su último año fiscal, que termina mañana mismo, 31 de marzo. A consecuencia, la compañía comunica una severa reestructuración corporación, amén de cancelarse numerosos juegos en desarrollo.


Los ingresos operativos netos han sido inferiores en un 50% a lo proyectado (20.000 millones de yenes), de lo que se derivan las mentadas pérdidas. A estas habrá que sumar los 4,9 millones de yenes en que se estima la reestructuración corporativa.
SEGA ha explicado sus recortes aludiendo a la "dificultosa situación económica que atraviesan Estados Unidos y Europa", así como "los repentinos cambios en el entorno del software."


"Hemos decidido reestructurar SEGA Corporation para adaptarnos al nuevo contexto mercantil y recuperarnos de las pérdidas en el próximo ejercicio fiscal y sucesivos. Los 7.100 millones de yenes en pérdidas reportados incluyen indemnizaciones por despido y la cancelación de algunos juegos en desarrollo."


SEGA seguirá manteniendo a flote franquicias de éxito como Sonic the Hedehog, Football Manager, Total War o Aliens, si bien no ha especificado qué títulos o series paralizarán (o cancelarán) su desarrollo en los próximos meses.  En resumidas cuentas, los de erizo quieren convertirse en "una empresa más pequeña, posicionada para la máxima rentabilidad".

Hace unos días supimos que la compañía no volvería a distribuir juegos basados en las licencias de Marvel, dado el escaso éxito comercial de títulos como Iron Man o Thor.