Segunda guía de supervivencia de Metro Last Light

En la red de metros del subsuelo, nuevo refugio del pueblo ruso, los recursos escasean, de modo que la supervivencia se complica hasta tales cotas que los enfrentamientos entre supervivientes alcanzan niveles insospechados. En Metro Last Light tomaremos el papel de un Ranger, ‘policia’ de los túneles que lucha para conseguir un orden entre tanta demencia, sin embargo nos enfrentaremos a numerosos peligros, tanto sobre como bajo tierra.

En Enemy Danger, el segundo capítulo de la guía de supervivencia Ranger, se nos presenta a las tres facciones extremistas más poderosas del metro con las que tendremos que convivir y en quizás demasiadas ocasiones, luchar. El Reich está formada por nacionalistas rusos que luchan contra la amenaza de la mutación genética en pro de la pureza racial. La Línea Roja representa al comunismo, acumulando un numeroso ejército para controlar las líneas del metro. Hansa promulga el capitalismo y el comercio más occidentalizado, aunque tienen sus intereses propios ajenos al pueblo ruso.

Además de estas facciones, tendremos que lidiar con bandidos, rateros y gángsters que intentan aprovecharse de los débiles, sin olvidarnos de las criaturas mutantes que logran infiltrarse en la red de túneles.

Para optimizar al máximo nuestra escasa munición y proteger nuestra vida ante los peligros de Metro Last Light, debemos de actuar de forma inteligente, aprovechando el entorno y, sobretodo, la oscuridad. Podremos confundir a nuestros enemigos apagando las luces de toda una sección (si encontramos los fusibles, desenroscando bombillas, soplando a las lámparas de llama o, directamente, disparando a las luces que nos encontremos en medio de un enfrentamiento. Si somos sigilosos y los enemigos no nos detectan, podremos deslumbrarlos con nuestra linterna, sorprenderlos con granadas o disparos contundentes.

Pese a todo nuestro buen hacer, parece que la inteligencia artificial se ha mejorado considerablemente respecto a Metro 2033. Los enemigos humanos tomarán posiciones correctamente; se pondrán a salvo de tus disparos y te rodearán de forma planificada para emboscarte. Por otra parte, las numerosas especies de mutantes tendrán su propio patrón de caza y forma de atacar, por lo que tendremos que estar constantemente alerta y aprender de sus movimientos para evitar el máximo daño posible.

Metro Last Light supondrá toda una lucha por la supervivencia para los amantes de los shooters en primera persona, y más aún para los fans de las novelas de Dmitry Glukhovsky, que podrán volver al oscuro metro de Moscú a partir del 17 de mayo en PS3, Xbox 360 y PC.