El Señor de los Anillos - Una abuela llevaba años rezando a una figurita de Elrond

El Señor de los Anillos - Una abuela llevaba años rezando a una figurita de Elrond

Una anciana brasileña llevaba años rezando a una figurita de El Señor de los Anillos, en concreto Elrond, ella creía que se trataba de la figura de San Antonio de Padua.

Cuando crees que nada puede sorprenderte más, aparece algo que lo hace. Si bien es cierto que los elfos son seres únicos, considerados en la ficción literaria de JRR Tolkien como seres prácticamente inmortales, hermosos, valientes, de gran sabiduría y poder, no son deidades. Los elfos de El Señor de los Anillos tienen una indumentaria que podría confundirse con la de un santo, al menos a primera vista. La figurita de Elrond lleva túnica marrón, corona, un largo cinturón que cuelga de la cintura, y quizás ha sido esto lo que le ha llevado a una anciana a confundirlo con San Antonio de Padua, patrón de los animales, y rezarle durante 13 años.

figurita de Elrond de El Señor de los Anillos

Pese a esta “posible” confusión, hay otros detalles que delatan claramente que no se trata de San Antonio, como su pelo largo y oscuro, por poner un ejemplo, ya que evidentemente sobre entendemos que no sabe y no ha visto la película de Peter Jackson, El Señor de los Anillos. El pasado 30 de diciembre Gabriela Brandão compartía en su muro de Facebook una foto con la figurita acompañada del texto: "El descubrimiento más gracioso de 2016. La bisabuela de mi hija reza a esta figura de San Antonio todos los días, pero mirándola de cerca...".

La abuela les explicó que esta figurita de El Señor de los Anillos se la había dado un exnovio hace algunos años, un hombre que ahora vive en otra ciudad y que sufre alzhéimer. Así que lo más lógico es que haya sido un error sin mala intención: "Pensamos que quizá él la cogió de alguno de sus nietos y pensó que era San Antonio", explicaba Brandão a Univisión. Ahora se ha subsanado esta curiosa equivocación, la familia se lo ha explicado a la abuela que en un principio no lo entendía, pero que acabó aceptando cambiar la figurita de Elrond por la del verdadero santo. "Nunca esperé que sucediera nada de esto, es una locura, pero es lo más gracioso que me ha pasado jamás", contaba Gabriela Brandão.

Lecturas recomendadas