Share Play llega en la actualización 2.0 de PS4

La actualización 2.0 de PlayStation 4 se deja querer una vez más poniendo sus cartas sobre la mesa. Hoy, nuevos detalles de las funciones Share Play y USB Music Player.

El otro día tuvimos la oportunidad de descubrir por parte de la propia Sony las novedades que traería consigo la actualización 2.0 de PlayStation 4, que responde al nombre en clave de Masamune, y hoy podemos conocer más sobre algunos pequeños cambios y ajustes varios que llegarán a la consola a través de la información que ha compartido la compañía en una de sus páginas japonesas.

Los cambios que hoy nos ocupan se centran por un lado en la función Share Play (con la que compartir nuestra pantalla con otros jugadores para que se vuelvan espectadores y jugadores a la vez de nuestra partida) y por otro lado en el USB Music Player (reproductor de música vía USB en segundo plano mientras jugamos).

Sobre Share Play se ha detallado que sólo podrá ejecutarse con un usuario a la vez por mucho que nos encontremos en un grupo con hasta ocho jugadores. El escogido será capaz de ver nuestra pantalla y el resto no, pero la conversación en grupo seguirá activa. También se ha confirmado que cuando el jugador que comparte la partida cambie de pantalla (para ir a algún menú de ajustes o a la interfaz para lo que sea) el otro usuario verá una pantalla de espera hasta que vuelva a la que toca.

También se han puesto sobre la mesa otros detalles menores: las partidas de Share Play durarán un máximo de una hora (aunque podemos empezar una nueva en cuanto se acabe la anterior), mientras usamos Share Play no podemos usar ni el juego remoto y realizar streamings, el usuario no puede sacar capturas ni guardar vídeos mientra comparte su sesión…

Respecto al reproductor musical por USB, desde Sony se ha confirmado que no podremos manipular los archivos desde PS4 para copiarlos a la memoria USB y que sólo se reproducirán las canciones que estén dentro de una carpeta con el nombre “Music”. Suponemos que la memoria deberá estar en un formato determinado y que el nombre de la carpeta clave será diferente dependiendo del idioma de la consola.

Todavía no sabemos cuándo ni cómo llegará Masamune, la actualización 2.0 de PlayStation 4, a nuestros hogares, pero sus novedades bien piden a gritos a Sony que se apuren en que vea la luz lo antes posible.