Silicon Knights pierde el juicio contra Epic

El culebrón protagonizado por Epic Games y Silicon Knights llega a su fin con un horrible resultado para los últimos.

Y no, no es que se haya vuelto loca. Lo que os vamos a contar resulta difícil de creer, pero es una historia real. Hace un año ya os adelantamos que las cosas no iban muy bien en Silicon Knights, creadores de Blood Omen y Eternal Darkness, entre otros. La situación podría haberse producido por muchos motivos diferentes, azares del destino incluidos, pero desde la compañía se insistía en que la principal culpa de todo eran las incongruencias del motor Unreal Engine 3, sean lo que sean éstas.

Quizá no os acordéis, pero en su día, Too Human iba a ser una trilogía, pero no una cualquiera, sino de los apodados tripe A. Microsoft no escatimaba en gastos a la hora de dar apoyo a los desarrolladores de Silicon Knights, pero parece ser que el motor de Epic Games y los antes mencionados no se llevaban del todo bien, lo que según un analista contratado por los primeros se traduce en, ojo aquí, 58 millones de dólares perdidos con el action RPG.

Cinco años de tribunales después, tras ser Epic demandada por Silicon Knights con el motivo del mal funcionamiento del motor y la contrademanda por el lado contrario (todo amor, ya lo veis), la espera ha llegado a su fin con un resultado demoledor: la desarrolladora canadiense tiene que pagar nueve millones de euros a la americana por varios conceptos, además de destruir y poner fin a la producción de sus juegos que funcionaran con Unreal Engine 3.

Los títulos que desaparecerán del mercado son Too Human y X-Men Destiny, mientras que unos cuantos en desarrollo (The Box/Ritualist, The Sandman y Siren in the Maelstrom) se quedan en la cuneta.

Sin duda alguna, es una pena que las cosas acaben así. Lo que podría haberse solucionado sin necesidad de pasar por los tribunales ha terminado con despidos, una enorme deuda y la destrucción de una parte del patrimonio cultural del mundo de los videojuegos. Eso sí, según dice un portador de Epic, ésta está satisfecha con el resultado final. ¿Y quién no lo estaría en su situación?