El sistema de progresión en The Elder Scrolls Online

Después de ver el editor de personajes de The Elder Scrolls Online, toca ver la manera en la que les haremos progresar. Para ello, Bethesda nos muestra este vídeo en el que Nick Konkle nos cuenta las distintas maneras que tendremos para utilizar los puntos de experiencia ganados. Como es costumbre en esta clase de juegos, podremos especializarnos en algo en concreto o crear un personaje equilibrado para poder desarrollar cualquier actividad. Y como también viene siendo habitual, la raza y la clase de nuestro personaje influirán en el reparto de puntos inicial.

Para ganar experiencia deberemos completar misiones, derrotar enemigos, viajar y demás actividades clásicas de los MMORPG. Al subir de nivel, ganaremos dos puntos de experiencia, uno para utilizar en el apartado de atributos, y otro para el de habilidades. Además, las habilidades nos darán acceso a otras nuevas con el uso. Cuanto más usemos una habilidad, más se desarrollará, y puede dar lugar a ataques especiales al final.Así nuestro personaje en The Elder Scrolls Online será imparable.

También podremos unirnos a gremios según el tipo de personaje que tengamos. Por ejemplo estará el gremio de los magos o el de los luchadores, e incluso viajando mucho, nuestro personaje se podrá convertir en un vampiro o un licántropo. Por último, existirán habilidades definitivas que sólo podrán ser usadas en momentos puntuales de la aventura. Como ya sabréis para jugar a The Elder Scrolls Online deberemos pagar una suscripción mensual de 12,99 € y lo podremos hacer en PC, Mac, PS4 y Xbox One.