Skyrim seguirá la tradición de Elder Scrolls

The Elder Scrolls V Skyrim va a ser la respuesta de Bethesda a los fans que no han descansado en cinco años, desde que se lanzó Oblivion. Al parecer, lo más deseado han sido dragones y multijugador, aunque los responsables del juego no van a poder contentar a todos.

Skyrim va a ser una experiencia para un jugador, en un mundo abierto y enorme, donde los dragones tendrán mucha importancia. Hasta aquí, se supone que ya habrá alguien satisfecho. Además, para compensar a quienes se hayan comprado una tarjeta gráfica para PC en los últimos dos años, este The Elder Scrolls incluirá soporte para DirectX 11. Sin embargo, lo hará de una forma peculiar.

En lugar de centrarse en un aspecto a la última, en Bethesda quieren aprovechar la tecnología de Microsoft para mejorar el rendimiento general. Es decir, veremos más partículas en los incendios, gráficos más suavizados, mejores animaciones... pero quizá no tengamos un agua que lo refleje todo, ni luces realistas por todas partes. El motivo de esta decisión es el tiempo necesario para implementar todas las posilibidades y que, al ser exclusivas de Windows, no afectarían positivamente a PS3 o Xbox 360.

Dicho esto, queda decir que la experiencia de Bethesda con las consolas garantizará un aspecto impresionante en esta. Además, en estos años se han convertido en una de las desarrolladoras con mejor tecnología para la actual generación y, por supuesto, talento no les falta. En cuanto a jugar en tercera persona, la opción estará incluida y nos será útil en los combates, pero como manda la tradición, lo suyo es jugar a este The Elder Scrolls V Skyrim en primera.

Ir a la ficha Escribe tu análisis