Sony no quiere que PS Vita se llene de "ports"

Sony quiere dotar a PS Vita de una identidad propia y evitar se convierta en una "PS3 portátil" para el gran público, por lo que insta a todos los desarrolladores a que no inunden su catálogo de simples adaptaciones.

Aunque PSP fue (y sigue siendo) un éxito en todo el mundo, Sony no está dispuesta a repetir con PS Vita algunos de los "errores" que cometió con su primera portátil, por lo que no tiene ningún reparo en admitir algunos fallos y explicar cómo piensa evitarlos con su nueva máquina.

Según la compañía nipona, uno de los mayores problemas que tuvo PSP fue que gran parte de su catálogo se formó con "ports" de juegos de PS2, por lo que mucha gente no veía que era realmente capaz de aportar la portátil, y esto es algo que Sony quiere evitar en Vita a toda costa.

En unas recientes declaraciones a Gamasutra, John Koller, Vicepresidente de Markéting de Sony, ha insistido en que esta situación no debe volver a repetirse con PS Vita, y ha hablado de la necesidad de que las compañías apuesten por desarrollar proyectos exclusivos y distintos a los de otras plataformas.

"El problema de PSP es que se llenó de "ports", por lo que era muy dificil para nosotros definir al público que es lo que hacía única a la consola".

"Es cierto que las adaptaciones han ayudado a despegar a PS Vita, pero estamos trabajando duro para ofrecer experiencias únicas en Vita, así como instando a las distintas desarrolladoras a que hagan lo mismo. No queremos que el único sentido de Vita sea que permite jugar fuera de casa, buscamos que ofrezca una identidad y una experiencia propia, y que no se pueda encontrar en otra plataforma".

"Trabajos como los que está llevando a cabo Ubisoft con Assassin´s Creed 3 Liberation, o Activision con Call of Duty, son claros ejemplos de lo que pretendemos ofrecer con PS Vita".

Está claro que el escenario que propone Koller es el ideal para cualquier plataforma que se precie, pero habrá que ver cuántas third parties siguen el consejo de Sony y apuestan por proyectos exclusivos para Vita (con el coste que eso conlleva), y cuántas continúan afincadas en la comodidad de "portar" sus títulos de forma más o menos acertada.