Sony patenta los juegos 'autodegradables'

¿Quién no ha visto alguna vez una vaca volando en esto de los videojuegos? ¿A que sí? ¿A que alguna habéis visto? Pues bien, una de estas últimas vacas voladoras con forma de patente es la que Sony ha registrado y que ofrece un curioso enfoque para las versiones demo. En concreto, una tecnología que permite jugarse un videojuego entero pero sin disfrutar de todas sus características.

¿Y esto cómo funciona? Bien, imaginad un juego de velocidad en el que muchos circuitos se bloquean a medida que ganamos carreras, o juegos de rol en los que no podemos encontrar objetos básicos para la trama, o armas que pierden paulatinamente sus propiedades hasta convertirse en totalmente inofensivas. ¿La solución?, sólo hay que pasar por caja y el filo de la espada que antes no cortaba, volverá a ser letal para los incautos enemigos.

El concepto que subyace tras esta patente es la de demostración controlada en la que no sólo se ofrece un nivel del juego, sino una experiencia mucho más amplia pero incompleta de opciones. Así, todo se resume en si no pagas por el juego, llegar hasta el nivel tres te costará seis horas, pero si pasas por caja, serán sólo dos (ver imagen superior).