¿Sony pierde salud de cara al mercado?

Sony ha pasado por momentos mejores, al menos de cara a los inversores y las entidades que le prestan dinero para crecer. Su valoración, según la agencia de rating Fitch pasará a ser BBB-. Es decir, desciende desde una posición que parecía garantizar las operaciones e inversiones, a otra que podría anticipar más rebajas de este tipo en los próximos dos años. Vamos, que Sony vale menos hoy para los analistas de mercado.

Sony seguirá a flote, según sus responsables, gracias a una gran inversión de futuro

La rebaja en la valoración de Fitch llega después de anunciarse un pronóstico de pérdidas que pueden llegar a los 90.000 millones de yenes hasta marzo de 2012, cuando acaba el año fiscal actual. Todo un jarro de agua fría para la división de entretenimiento y electrónica de consumo, que va por encima de las previsiones iniciales. En un principio, se habían previsto beneficios de 60.000 millones, con lo que la noticia parece justificada de cara a inversores y analistas.

De todas formas, con una inversión de 8.400 millones de dólares en adquisiciones para la presente temporada, parece que Sony cuenta con este tipo de 'imprevistos' y que la reestructuración profunda de su modelo de negocio ha de pasar por tiempos difíciles antes de despegar de nuevo.

Lecturas recomendadas