Sony tendrá que compensar a los usuarios por la publicidad engañosa de PS Vita

Los usuarios estadounidenses que compraron una PS Vita antes del 1 de junio de 2012 recibirán una compensación por parte de Sony al considerarse el juego remoto con PS3 publicidad engañosa por la FTC.

A Sony se le viene una situación un tanto complicada que afrontar en lo que respecta a la publicidad engañosa de alguna de funcionalidades de PlayStation Vita. Siendo más precisos, nos referimos a su juego remoto y a la forma en la que la compañía nipona intentaba vendérnoslo en sus anuncios y notas de prensa antes de que fuera una realidad. Pero vayamos por partes.

PS Vita llegó al mercado a finales de 2011. Sony afirmaba en sus campañas publicitarías que traía consigo una tecnología revolucionaria que cambiaría muchos aspectos en nuestra forma de jugar, siendo uno de ellos el juego remoto, con el que disfrutar de un juego de PlayStation 3 en la portátil usándola de pantalla y mando mientras se recibe por streaming la señal, faceta que PS4 también ha heredado.

Pues bien, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC para los amigos) considera que el juego remoto en PS Vita es publicidad engañosa, ya que no funciona precisamente tal y como nos lo quería hacer creer Sony. Pausar el juego en la consola de sobremesa y seguir automáticamente en la portátil era una de las promesas hechas, y a estas alturas sabemos que el proceso sólo funcionará con una conexión WiFi (nada de 3G) y en algunos juegos concretos, además de ser necesario en dichos casos tener ambas copias en nuestro poder... detalles que en los anuncios no parecían ser explicados y que, más o menos, se han cumplido con PS4 pero no con PS3. Por aquí tenéis al que parece ser el culpable de todo.

Sony ha pactado con la FTC, pese a que no comparta en absoluto la opinión respecto a los anuncios de PS Vita, con tal de poder enforcarse libre de problemas en PlayStation 4 y la época navideña. El pacto obliga a la compañía a contactar con todos los usuarios estadounidenses que compraron la consola antes del 1 de junio de 2012 para abonar o bien 25 dólares en efectivo o bien 50 dólares para gastar en PlayStation Store.

Vaya, que nadie se haga ilusiones: los europeos no sacamos tajada de ningún tipo en lo que respecta a la publicidad engañosa de PS Vita.