Sorpresa de Microsoft en Tokyo Game Show

Microsoft no tira la toalla en Japón, aunque las ventas de su Xbox 360 sean casi anecdóticas, frente a la competencia de los productos locales, PS3, Wii las portátiles. Un ejemplo de ello es la promoción de uno de los responsables de ese mercado, Takashi Sensui, hasta puestos realmente importantes en su estructura.

Kinect parece ser una de las armas, con alrededor de 100.000 unidades vendidas en Japón desde que se lanzó el pasado año. Sin embargo, es una cifra baja frente al millón y medio de Xbox 360 que parecen estar en los hogares japoneses. Para potenciar la expansión, tanto de la consola como sus juegos y periféricos, parece que Microsoft ha elegido el próximo Tokyo Game Show para hacer algunos anuncios interesantes.

En torno al 17 de septiembre sabremos de qué se trata, aunque algunos analistas apuntan a una bajada de precio, una renovación del modelo básico con disco duro de 320GB, packs de cara a Navidades y, quién sabe, quizá algunos acuerdos que devuelvan el interés de las compañías japonesas para que vuelvan a desarrollar juegos exclusivos para Xbox 360. Falta menos de un mes para saberlo con certeza.