Soul Sacrifice y su nuevo DLC gratuito

Nos alegra saber que Sony y Japan Studio no están faltando a su promesa de alimentar Soul Sacrifice con contenido descargable gratuito de forma periódica, y qué contenidos descargables. El que hoy nos ocupa aterrizará en Japón el próximo 6 de junio y todavía no tiene fecha europea, pero tarde o temprano se dejará ver por las PlayStation Vita de estos lares.

El nuevo DLC añadirá ni más ni menos que dos nuevos jefes para poner a prueba nuestro arte como hechicero, un nuevo mapa que responde al nombre de Yermo Lunar y un capítulo más al Librom, gracias al cuál conoceremos a un nuevo personaje, Elaine, que posiblemente dará mucho de hablar. Para seguir la costumbre, los jefes de Soul Sacrifice ocultan una trágica y compleja historia que nos dará vueltas por la cabeza mientras combatimos con ellos y pensamos qué hacer una vez los hayamos derrotado, si sacrificarlos y absorber su poder o salvar su alma.

En el caso de los dos jefes a los que podéis ver en los vídeos adjuntos, Beelzebub (el primero de ellos) era un príncipe arrogante incapaz de hacer nada por sí mismo que acabó rodeado de muerte y putrefacción y sin nada sobre lo que gobernar. Cait Sith (el segundo, y no, no es el de Final Fantasy VII), por su parte, era otro príncipe que ansiaba escapar de sus ocupaciones diarias y de la presión que ejercía su cargo para vivir en la naturaleza como un animal libre. Así comenzaron ambos príncipes y tal y como los podéis ver en los dos gameplays daremos fin a su existencia una vez que sus deseos los han dominado por completo. Qué hacer con su alma, eso sí, ya es cosa de cada uno. 

Soul Sacrifice cumple hoy un mes exacto desde su llegada a PS Vita, y según el mítico Keiji Inafune, uno de sus responsables, el equipo de desarrollo está muy satisfecho con el resultado y ya está pensando en una posible segunda parte, por lo que, tal y como están las cosas hoy en día, tiene cierto mérito que no reserven material para la misma a costa de alimentar su primer título para la portátil de Sony. Vaya, lo que se podría considerar un sacrificio, ¿no?

Lecturas recomendadas