Spider-Man - La máscara original del Duende Verde daba mucho miedo

Green Goblin, William Dafoe, Spider-Man

Uno de los grandes aciertos de la primera entrega del Spider-Man de Sam Raimi fue la elección de Willem Dafoe como el Duende Verde (Green Goblin). El protagonista de La última tentación de Cristo fue capaz de dar su toque personal a un personaje ya de por sí complejo. Pero lo que no sabíamos es que este villano pudo haber dado mucho miedo, mucho más miedo.

Las mejores figuras del Duende Verde

Según hemos podido conocer a atreves de unos vídeos publicados por los estudios Amalgamated Dynamics, vía The Hollywood Reporter, en un principio los responsables de los efectos especiales de la película habían estado trabajando durante meses en una terrorífica máscara más acorde al personaje del cómic. Compuesta por una pesada pieza de látex que imitaba la piel y completada con maquillaje, esta era capaz de generar movimientos gracias a unos minúsculos motores manejados por radiocontrol, lo que aumentaba las expresiones faciales del villano. Tras unas primeras pruebas, los responsables de la película decidieron desecharla al resultar demasiado siniestra y muy pesada para Dafoe, sustituyéndola finalmente por un casco decorado con la cara sonriente del Duende.

Finalmente, Spider-Man se convirtió en un éxito y en una de las películas más vistas de 2012. A pesar de ello muchos no vieron con muy bueno ojos el aspecto que ofrecía este particular Duende Verde, con una estética demasiado futurista y alejada del cómic original.

Lecturas recomendadas