Splinter Cell Blacklist se autocensura

Después de la demostración desvelada en el pasado E3, Ubisoft Toronto ha decidido eliminar y cambiar algunas escenas de Splinter Cell Blacklist.

En ocasiones los organismos censores hacen algún que otro estrago con los videojuegos, siendo lo más sencillo que eliminen alguna parte en concreto y lo más radical, que prohíban su venta, algo por lo que, por suerte, no tenemos que preocuparnos en nuestro país (ya hay otros muchos temas menos triviales para comernos la cabeza, desgraciadamente), lo que no es tan común es que sea la propia desarrolladora la que decida 'autocensurarse' porque consideren que se han pasado tres pueblos con algún contenido, tal y como les ha ocurrido a Ubisoft Toronto con Splinter Cell Blacklist.

Andrew Wilson, productor del juego, y Tom Bissell, guionista, han confirmado la decisión de suprimir alguna secuencia o partes del juego que podría ser demasiado radicales o estar fuera de lugar, como la de la tortura de Sam Fisher a un terrorista que se pudo ver en la demostración del pasado E3 2012, la cual os dejamos a continuación (aparece en los primeros minutos del vídeo).

Según Wilson, "en todos los desarrollos se termina por quitar algo y nosotros hemos optado por omitir por completo de esta escena de tortura, sin embargo sí que podremos interrogar a ciertos personajes", eso sí, sin necesitas de clavarle un cuchillo y hacerlo girar en la herida para que cante.

¿Qué os parecen este tipo de decisiones en juegos bélicos y violentos por naturaleza como Splinter Cell Blacklist? ¿Creéis que este tipo de contenido no sobran o, por contra, han tomado la decisión correcta?

Ir a la ficha Escribe tu análisis