SPOILER EEUU: Morrison mata a un aliado de Batman

Hoy nuestros lectores van a alucinar en colores después de leer el SPOILERAZO que traemos acerca de Batman Incorporated nº 8. Agarraos fuerte, porque se trata de una bofetada que llega prácticamente sin aviso. 

En primer lugar, como solemos hacer con estas noticias, nos vemos en la obligación de avisaros que vienen SPOILERS fuertes. Y éste, en particular, es de esos que os van cortar la nata o la digestión. Por lo que si estáis siguiendo la serie Batman en España, editada por ECC  no queréis llevaros el mal rato, haced STOP ya mismo y mirad otras 'notis' superchulas que os ofrecemos en este mismo medio.

Ahora bien, si habéis seguído leyendo hasta aquí, asumimos que os da igual y queréis saber el SPOILER que viene a continuación. Por lo que ahí vamos: La baja que os anuncíabamos en el titular se ha producido este mes el número 8 de la numeración estadounidense de la serie regular de Batman Incorporated, cuya portada oficial, y no la alternativa que os ponemos aquí abajo, podéis verla en este link.

Si ya habéis visto la imagen del link, llegados a este punto, cabe explicar que la encarnación del personaje que veís fue introducida en la continuidad DC hace unos pocos años por el guionista de la serie, Grant Morrison. El cual aprovechó la ausencia de Bruce Wayne, dado por muerto,  para 'crearlo'. Ahora, tras el largo camino recorrido, el susodicho personaje parece haber cumplido su fin y Morrison nos lleva a su amarga conclusión, que la que os cuento a continuación.

Talia Al´Ghul, la actual líder la Liga de los Asesinos, ha sometido a la población de Gotham a una muy curiosa arma biológica (de la que nos os contamos más, para no arruinaros todas las sorpresas). Mientras retiene a Batman en una caja fuerte, maniatado y bajo el agua, Nightwing (Dick Grayson) y Robin intentan encontrar la forma de detener a la villana. La cual, recordemos es además la mamá del actual Robin, Damian Wayne. Tras una desesperada lucha, la pareja queda sitiada y es entonces cuando Damian le confiensa a Dick, que ha sido su mejor amigo y compañero y que se alegra de haber sido Robin cuando él era Batman.

El dúo logra salir de su escondrijo y esquivar a los guardias armados de Talia. Pero entonces se enfrentan al clon de Damian, que sostiene el arma que han venido a buscar. Pronto descubren que el monstruito, gracias a los milagros de la biotecnología, ha crecido hasta el aspecto adulto y demuestra ser más duro de pelar que una cucaracha ciega de esteroides.

Obviamente, el doble hipervitaminado de Damian resulta ser demasiado para ambos y solo queda una conclusión posible. Un duelo a muerte, cuyo resultado podréis ver a continuación aquí . Ah, y por cierto, éste se desarrolla justo cuando Batman consigue liberarse. Algo que, desgraciadamente, resulta ser demasiado tarde para su aliado.

¿Bueno qué pensáis de este final para el personaje? ¿No os resulta cuanto menos curioso que Morrison haya tenido el arrojo de hacer lo que no hizo Scott Snyder en Death of the family, después de toda la tabarra que nos dió con el plan maléfico del Joker?

Y sí, sabemos lo que estáis pensando: 'Ya lo resucitarán'. Desde luego que el guionista cuenta con ello. Pero en lo que se refiere a Sir Grant, ese ya no es su problema, ya que para él este personaje ha muerto, tal y como había planeado, y por ahora está tan extinto como el dodo. Claro que teniendo en cuenta como funciona el maravilloso mundo de las viñetas, uno nunca sabe... lo mismo en 15 años volvemos a saber de él. Todo es posible.