Square-Enix pasa a modo conquista

La compra de Eidos (que llegó a lo más alto con la saga Tomb Raider) por parte de Square-Enix ha sido sólo un pequeño paso en su política de expansión. Los planes de la compañía japonesa recuerdan a los grandes generales, con sus conquistas, mientras aprovechaban la debilidad del contrario.

Para seguir su camino hacia la dominación mundial, parece que los cinco millones de copias de Final Fantasy XIII han ayudado bastante. Pero la idea principal es unir sus títulos de rol y los enfocados al público japonés con los gustos más occidentales. De ahí que Eidos sea una pieza fundamental, con sus estudios repartidos por Norteamérica, Europa y otros países de todo el mundo.

Entre las sensaciones que se desprenden de lo que hemos podido escuchar en el pasado E3, el lanzamiento de títulos como Kane & Lynch 2 Dog Days es sólo parte del plan. Algo que ya estaba en marcha y que intentan aprovechar desde Square-Enix. Pero la palabra plan implica la colaboración activa entre los diferentes estudios, algo que hasta ahora resultaba complicado. La globalización llega al desarrollo, hasta niveles en que se puede trabajar de manera transparente, con profesionales repartidos por todo el mundo.

Un claro ejemplo de colaboración es Deus EX Human Revolution. El vídeo de presentación ha sido realizado por un estudio en Japón, mientras que el juego está a cargo del equipo localizado en Montreal. Algo que nos recuerda a lo que Ubisoft hace desde tiempo atrás, pero que en el caso de Square-Enix promete llegar a otro nivel. Precisamente, la idea es centrarse en cada mercado, con elementos que contenten a los jugadores en que se lanza el producto, en lugar de recoger pedazos y juntarlos para intentar contentar a todos.

Pero los movimientos de la compañía nipona son ambiciosos a muchos niveles. La próxima llegada de Final Fantasy XIV a PC y su lanzamiento posterior para PS3, promete llegar rodeada de otros elementos. Tanto complementos, como material audiovisual en formato online o elementos que se añadirán al juego, eran obvios. Sin embargo, habrá otras franquicias y nuevos títulos que se abrirán paso en redes sociales, por ejemplo Facebook, en las que Square-Enix quiere entrar con fuerza y, por supuesto, hacer negocio con ello.