Square Enix rebaja sus previsiones

Hace meses, Square Enix anunció que la empresa se centraría en engatusar al público occidental, ya que en Japón las cosas parecían estar relativamente difíciles. Para ello, dieron un gran paso, la adquisición de Eidos y su catálogo lleno de Tomb Raider o Hitman o Deus Ex. Pues bien, las cosa no parecen haber dado los frutos esperados, por ahora.

Las cuentas oficiales hablan de unas ventas netas de 603 millones de euros para este año fiscal. Una bajada de 6,2 millones respecto la previsión. Sin embargo, Square Enix espera un aumento de los ingresos, en torno a 50 millones de dólares respecto al ejercicio anterior.

¿Dónde están las malas noticias? Pues a simple vista no las hay, ya que la compañía sigue en números negros y no se esperan pérdidas en un futuro a corto plazo. Lo que sí queda claro es el gran coste que ha tenido la compra de estudios a nivel internacional, que han lastrado los beneficios recientes de Square Enix. Sin embargo, con un catálogo realmente amplio y mayor presencia a nivel global, parece que este gigantesco conglomerado dedicado al entretenimiento podrá convertirse en uno de los mayores a nivel mundial. La duda es, ¿cuándo y a qué precio?