Square Enix se libra de una demanda

Parece una inocentada pero no lo es. Hace unos meses, una usuaria de Final Fantasy XI (el MMO de la franquicia de Square Enix) llamada Esther Leong demandó a la compañía, exigiéndoles 5 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios. La razón: según ella, el juego no ofrecía en su manual físico suficiente información sobre las cuotas mensuales, el sistema de pago y otros detalles como las penalizaciones por impagos, motivo por el que ella afirmaba haber sufrido ciertos contratiempos que, de alguna forma, tasó en 5 millones.

El caso es que finalmente el juzgado ha desestimado la demanda por considerar que no existe ningún motivo de reclamación. Square Enix se va a librar del juicio y de pagar unas cantidades que supondrían un duro golpe para la compañía (y quizá el de gracia para el juego, que aunque permanezca activo y con usuarios tiene que competir contra su propio sucesor, Final Fantasy XIV).