Star Wars tiene unos niveles de seguridad como los de la CIA

Star Wars 8: Los últimos Jedi

Uno de los guionistas de Rogue One: Una historia de Star Wars revela que los niveles de seguridad que usan en Lucasfilm son comparables a los de la CIA.

Desde luego esto no debe extrañarle a nadie, hay películas y/o series de gran éxito y popularidad de las que se filtran innumerables noticias. De hecho, los spoilers son el pan nuestro de cada día, algunas veces son fotos, otras veces es la filtración de un guion, o incluso algún comentario inadecuado de alguno de los actores de dicho proyecto. Pero no suele ocurrir con la saga de películas de Star Wars, y cuando ha sido así, el tiempo ha demostrado que era sólo un rumor, o que la información era tan pequeña que apenas había algo verídico en ella, aunque siempre hay excepciones.

Las grandes productoras de Hollywood cada vez invierten más en seguridad, es importante cuidar que su producto no llega a internet antes de tiempo, así que cada una toma las medidas oportunas que consideran. Disney suele ser bastante cuidadosa en ese sentido, pero con Star Wars, su buque insignia actual, está siendo aún más cautelosa.

Rogue One: Una Historia De Star Wars - Edición Metálica (3D + 2D + Disco Bonus)

Ahora, gracias a Gary Whitta, sabemos el nivel de seguridad de Lucasfilm. El guionista (uno de ellos) de Rogue One: Una historia de Star Wars ha explicado en el panel de Salt Lake Comic Con’s FanX 2017, algunos detalles de las medidas que toman desde la productora.

"Trabajar para Lucasfilm es como trabajar para la CIA", reveló Whitta.

El protocolo comenzó cuando Kiri Hart se puso en contacto con él informándole de que le enviaría un documento cifrado. Tras recibir dicho archivo, la única forma de desbloquearlo era con un código de 16 dígitos, el cuál recibiría a través de una llamada telefónica. Según relató, estuvo esperándola la mayor parte del tiempo en su casa, pero tuvo que ausentarse cinco minutos, con la mala suerte de recibirla en ese momento. Al regresar se encontró en el buzón de voz un mensaje en el que indicaban que volverían a llamarle el lunes. Whitta pasó el fin de semana en vilo e incluso trato de adivinar el código, por supuesto sin éxito.

No fue hasta el lunes cuando, tras recibir la llamada, pudo desbloquear el documento cifrado, momento en el que descubrió que se trataba de un largometraje, el cual, se convertiría posteriormente en Rogue One: Una historia de Star Wars.

El hackeo que ha sufrido Disney ha disparado todas las alarmas. Ayer informábamos que un grupo de piratas informáticos desvelaron a Deadline que habían secuestrado Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, pero, ¿y si hubiera sido Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi? ¿Está realmente a salvo la saga Star Wars de un hackeo?

Lecturas recomendadas