Steam Box, ¿la consola de Valve?

Valve planea lanzar su propia consola de videojuegos, apodada Steam Box según un empleado de la compañía. 

Como su propio nombre indica, Steam Box pretende encorsetar a la popular plataforma digital, de tal forma que baste conectar el hardware a cualquier televisión o monitor para descargar y ejecutar sus juegos.

Entre 5 y 10 personas estarían trabajando en la máquina bajo la tutela de Greg Coomer, uno de los mandamases de la compañía. Este lleva meses relatando (por Twitter) la configuración de un PC dedicado, el cual presume de un procesador Core i7, GPU NVIDIA y 8GB de memoria RAM.

Tales especificaciones, alega la fuente de marras, serán las que definan esta aún hipotética Steam Box, que destacaría especialmente por su controlador. ¿Qué tiene de especial? Pues toda suerte de piezas intercambiables, fundamentalmente sticks y crucetas que podríamos quitar y poner sin ningún tipo de configuración. Así lo recoge una patente registrada por Valve en 2009, que algunos medios han creído relacionada con su primer hardware.

Dicho mando, además, implementaría sensores biométricos capaces de precisar el pulso del jugador e incluso cambios en su epidermis, algo parecido a lo que se rumoreó en su día respecto al Project Café (posteriormente Wii U) de Nintendo.

Steam Box no sería fabricada por la propia Valve, sino que se encomendaría a una compañía externa con la que se estaría negociando en estos momentos. Su presentación se producirá, dice la fuente, bien en la Game Developers Conference de San Francisco, bien durante la Electronic Entertainment Expo de Los Ángeles.

El mes pasado, Gabe Newell (presidente de Valve) hizo saltar las alarmas al espetar que su compañía vendería hardware si se viese obligada a hacerlo: "No es la primera vez que pensamos en ello", reconocía.