Steam se pasa al azul y añade una página principal inteligente

Steam se hace un cambio radical con su última actualización. La plataforma digital de Valve cambia su color principal y añade una página inteligente personalizada para cada usuario.

Hace unos meses, Steam recibió una de sus relativamente comunes actualizaciones que sólo tuvo un efecto que se apreciara a simple vista: un cambio en el icono de su cliente. Se dejaba a un lado la escala de grises de la que llevaba haciedo gala muchos años para abrazarse a una tonalidad azul bastante "compatible", con decirlo de alguna manera, con la estética de la plataforma hasta entonces. Pero se avecinaban nuevos cambios y el icono era la primera piedra.

Quitemos dramatismo al asunto, que tampoco hace falta. Lo que venimos a decir es que Steam ha decidido adaptarse a los tiempos que corren y cambiar su apartado estético por un lado y añadir alguna funcionalidad bastante interesante por otro, entre otros cambios menores. Por aquí tenéis el changelog más detallado.

Obviamente, lo que más llama la atención a primera vista es el cambio de color que ya daba a entender en su día la beta del modo Big Picture y el cambio de icono antes citado: Steam abandona la sobriedad de las escalas de grises y se vuelve azul. Un cambio que no le sienta mal del todo, pero que no deja de ser cuestión de gustos.

En lo que respecta a las novedades "útiles" de esta última actualización de Steam, encontramos una página inicial, tanto de la web como del cliente, inteligente. En dicha portada se nos hablará de nuevos juegos que están por llegar, se nos recomendarán títulos, se nos recordarán ofertas... lo de siempre, pero añadiendo la pestaña de Descubrimientos, cuyo contenido dependerá de los juegos que hayamos comprado y jugado, además de los recomendados y jugados por nuestros amigos con tal de intentar captar nuestra atención de forma natural.

Vaya, un recomendador en toda regla, lo que significa que sus resultados mejorarán con el tiempo. Eso sí, también tendremos herramientas para navegar con normalidad en sus menús y buscar lo que se nos antoje, faltaría más.

El gigante digital de Valve no deja nunca de crecer y evolucionar, para bien o para mal. El sutil cambio estético quizá era necesario para comenzar de forma activa una nueva era de cambios (por poner un ejemplo, la inminente invasión de las Steam Machines), pero siempre es de agradecer detalles como los de la página principal personalizada, que se encargará de lidiar con el creciente catálogo de juegos de la plataforma que dirige Gabe Newell, que puede llegar a ser incontrolable.

Si preferís pensar que tras todo esto se esconden pistas de Half-Life 3... estáis en vuestro derecho, pero no seréis los primeros en hacerlo, probablemente.