Stranger Things - La serie iba a ser para adultos y con más violencia

Stranger Things

Stranger Things ha sido uno de los grandes fenómenos seriéfilos del 2016, sino el que más. Su impacto llego a compararse con el de Juego de Tronos, la archiconocida serie de HBO, pero el formato de lanzamiento de Netflix que puso a disposición de los usuarios toda la temporada al completo de un día para otro probablemente le haya jugado una mala pasada. Sea como fuere, Once se ha convertido ya en el icono de la nostalgia en la que nos envolvían los niños protagonistas y sus bicicletas.

Quien más y quien menos ha disfrutado de sus continuas referencias a clásicos de los 80 —véase E.T o Los Goonies—, pero la serie pudo tener un tono radicalmente diferente al que mostraron en su versión final. Sí, Stranger Things iba a tener más violencia y calificación R para adultos.

Los hermanos Duffer han lanzado la noticia a través de una entrevista con Vulture, donde han revelado que el guion original de Stranger Things era mucho más violento y que provocaría una calificación para adultos: "El personaje de Once, y el tipo de poderes que tiene, sumado a tener una protagonista tan joven que sea tan violenta... No es E.T., no es una situación feliz. Ella está matando gente, asesinándolos brutalmente", explicaba Ross Duffer.

Matt Duffer, por su parte, añadía que "el piloto original era mucho más violento" y que "originalmente tenía calificación R". "El personaje de Winona [Ryder] estaba todo el rato como '¡Que le j**** a esto! ¡Que le j**** a aquello!', y era un poco innecesario. No tengo la sensación de que hayamos sacrificado nada por rebajar un poco el tono", concluye. Sin duda, uno de los grandes aciertos de Stranger Things ha sido su enfoque dual tanto para los más adultos como para los más jóvenes.

Stranger Things está dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer y la segunda temporada llegará a Netflix a lo largo de 2017, sin fecha oficial confirmada

 

 

Lecturas recomendadas