Techland cancela Dying Light en PS3 y 360 por "no estar a la altura"

Sin comerlo ni beberlo, Techland ha decidido cancelar las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360 de Dying Light por no estar a la altura de la experiencia que quieren ofrecer, pudiendo así centrarse en el auténtico potencial que esconden PlayStation 4, Xbox One y PC.

Si sois aficionados a los zombies y a los universos apocalípticos probablemente tengáis un ojo echado sobre Dying Light, el título que firma Techland que nos invita a intentar sobrevivir a los últimos estertores del mundo a base de usar nuestro ingenio y agilidad. Pero lo que seguro que no se esperaba nadie fue confirmado ayer a última hora: se abandona el desarrollo de las versiones previstas para PlayStation 3 y Xbox 360 con tal de poder sacar partido a la potencia de Xbox One, PS4 y PC.

Y no lo vamos a negar: la recta final del 2013 y prácticamente todo el 2014 ha sido un periodo bastante extraño en el que ambas generaciones han estado intentando convivir con mejor o peor fortuna. Los estudios no quieren dar la espalda a una enorme base de consolas ya asentada, pero tampoco quieren hacer lo propio ante las nuevas posibilidades que se abren con el hardware moderno. A esta suerte de ventana intergeneracional, al menos en la mayoría de situaciones, le queda un suspiro.

Algunas compañías apuestan por el equilibrio e intentan desarrollar versiones relativamente similares para todas las plataformas (Far Cry 4, Destiny, Call of Duty Advanced Warfare...), mientras que en otras situaciones se procura brindar a cada consola un versión a su altura (Assasssin's Creed Rogue y Assassin's Creed Unity). Sí, Ubisoft siempre está en el ajo por unas cosas u otras. Techland, por su parte, ha soltado el lastre que suponían PS3 y 360 para centrarse sin ataduras técnicas en Dying Light en PlayStation 4, Xbox One y PC.

Los motivos por los que Techland ha decidido centrarse en la nueva generación son simples: mantener a la vez 200.000 objetos, multitud de enemigos en pantalla con su inteligencia artificial "vivita" y coleando, ofrecer un enorme mundo abierto con muchísimas posibilidades, una jugabilidad fluida e intentar que todo encaje en condiciones... requiere un potencial. Un potencial al que ni PS3 ni 360 llegan. Un potencial que, para bien o para mal, es una de las claves con las que cuenta Dying Light para brindarnos una experiencia rompedora propia de la nueva generación. 

Dying Light lleva tres años de desarrollo, fue anunciado como multiplataforma generacional a principios del año pasado y verá la luz en enero de 2015, por lo que es de suponer que la decisión de abandonar las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360 ha sido tomada en la recta final de su creación. Una actuación valiente y quizá algo descabellada imaginando el avance logrado, sí, pero de la que esperamos poder disfrutar sus consecuencias como se merece en PlayStation 4, Xbox One y PC a principios del año que viene.

¿Qué os parece el cambio radical de planes de Techland? ¿Echaréis de menos Dying Light en la pasada generación o teníais pensado haceros con él en la nueva? ¿Creéis que otros estudios deberían seguir sus pasos antes de estancarse en los desarrollos multigeneracional?