Las tomas falsas de L.A. Noire

Hace ya más de un año y medio desde que llegó al mercado el último trabajo del Team Bondi antes de echar el cierre, el ambicioso L.A. Noire. Apadrinado por Rockstar, contaba con varias armas para intentar triunfar por todo lo alto aunque por desgracia no llegó a las expectativas esperadas, pero aun así siempre quedará en nuestra memoria por ser el juego que mejor animación facial nos ofrecía hasta el momento, y de lejos.

Sin duda era uno de los aspectos más cuidados del título, que se lograba gracias a un proceso de captura de movimientos muy cuidado que transportaba inmediatamente las actuaciones de los actores al motor del juego en un alarde tecnológico que por aquel entonces nos dejó sin habla. No en vano encarnábamos a Cole Phelps, un policía que debe saber cuándo la gente está marcándose un farol y cuándo no, por lo que el realismo facial era necesario para que los interrogatorios y otras partes de la mecánica del juego tuviera sentido.

Dicho esto, curiosamente hace un par de días salió de la nada el vídeo que tenéis sobre estos párrafos, que no es otra cosa que una especie de tomas falsas... de un videojuego. Su calidad deja mucho que desear y no está subtitulado, por lo que quizá no entendáis ni un pimiento de lo que están diciendo Phelps y compañía, pero pensad simplemente en que es una película y en cómo tienden a actuar los actores cuando fallan (o por lo menos tal y como se le muestra al público a posteriori) y veréis que los personajes de L.A. Noire hacen exactamente lo mismo gracias a la precisión y velocidad del sistema de captura de movimientos.