Tomb Raider: 45 FPS en Xbox One y 60 FPS en PS4

Sigue la interesante polémica de Tomb Raider Definitive Edition en lo que respecta a su tasa de frames por segundo en Xbox One y PlayStation 4. Las últimas declaraciones de Crystal Dynamics ponen por delante a la versión de PS4.

Uno de los culebrones de lo poco que llevamos de 2014 no es otro que la tasa de imágenes por segundo que alcanzará o dejará de alcanzar Tomb Raider Definitive Edition en Xbox One y PlayStation 4, y hoy tenemos nuevo capítulo, que todo apunta a que es el último al ser bastante aclaratorio.

Como bien recordaréis, hace unos días salieron a la luz unas declaraciones de Scott Amos, productor de Tomb Raider Definitive Edition, que no dudaban en afirmar que la versión de nueva generación del reboot de Lara Croft funcionaría a 1080p y correría a 30 FPS en ambas plataformas, lo que parece haberse interpretado de forma negativa por parte de los usuarios, que consideran que el juego está bloqueado en dichas cifras intencionadamente.

El bueno de Amos ha vuelto a saltar a la palestra en GamesRadar para salir de dudas, comentando que el objetivo de Crystal Dynamics y Square Enix desde el primer momento era que Tomb Raider Definitive Edition funcionara a 1080p y 30 frames por segundo en ambas consolas. Partiendo de ahí, la tasa fluctuará dependiendo de lo que esté ocurriendo en pantalla. Según parece, la versión de PS4 llegará bastante a menudo a la mágica cifra de 60 FPS, mientras que la de Xbox One sí que trabajará básicamente a una frecuencia de 30 FPS, llegando a los 45 FPS en según qué situaciones.

Tomb Raider Definitive Edition llegará a Xbox One y PlayStation 4 el próximo 28 de enero, contando con los contenidos descargables de la versión original en su haber y un ligero lavado de cara a nivel técnico oriundos de la versión de PC para encandilar a aquellos que aún no hayan caído rendidos a los pies de la nueva Lara. Dejando de lado sus aspectos técnicos, seguro que mantiene intacta la caliad que lo llevó a ser uno de los juegos más importantes del año pasado para media industria, que al fin y al cabo es lo importante, ¿no?