Tráiler de Big Bad Wolves, la peli del año para Tarantino

Hoy queremos hablaros de "la mejor película del año". No lo digo yo, sino Quentin Tarantino, que expresó su admiración hacia el trabajo de los israelitas Aharon Keshales y Navot Papushado. Big Bad Wolves, que cuenta con uno de los arranques más espectaculares y dramáticamente mejor articulados que hemos visto en los últimos tiempos nos introduce de lleno en una historia tan cruel y truculenta como cargada de misterio.


Una niña aparece salvajemente mutilada en un bosque tras haber sido drogada, violada y asesinada. El padre de la víctima tiene una obsesión: recuperar la cabeza de su pequeña decapitada, que supuestamente ha sido escondida como trofeo por el brutal asesino. Eso le llevará a raptar y torturar al presunto culpable, la única persona acusada, un hombre que pierde su empleo a raíz del conocimiento del suceso, ¿pero es él realmente el que se halla detrás de semejante acto o es una víctima del acoso mediático?

¿Hasta dónde llega la desesperación de un padre por descubrir la verdad? Aquí tenéis el clip de vídeo "Creepy Montage" que os dará una idea del nivel de tensión que llega a respirarse en la película que ofrece una perspectiva diferente sobre la pederastia:

Big Bad Wolves no deja indiferente a nadie, os lo aseguro, tanto por los hechos que narra como por el humor negro que destila en más de una ocasión. Tuvimos la suerte de ver la cinta en la pasada edición del Festival de Cine de Sitges y, aunque aún no tiene fecha de estreno en nuestro país, es una de las películas que os recomendamos encarecidamente.

Lecturas recomendadas