¿Una película de Star Wars por año, negocio o fanservice?

Esta semana nos hemos enterado de que Disney pretende hacer una película de Star Wars por año una vez se presente el Episodio VII de J.J. Abrams. Pero, ¿estará Disney siendo demasiado ambiciosa o en cambio habrá dado en el clavo para satisfacer a los fans y de paso hacer un negocio redondo?

A estas alturas ya es díficil que no estéis al tanto de las nuevas. Pero si no es así, os lo recordamos. Esta semana, Walt Disney Pictures y Lucasfilm anunciarion en la Cinemacon celebrada en Las Vegas que pretenden producir una película de Star Wars por año. Esto, por si aún no habéis hecho las cuentas, significaría que en 2015 tendríamos el Episodio VII, en 2017 el Episodio VIII y entre medias (2016 y 2018) tendríamos distintos spin-offs anuales, dedicados posiblemente a Han Solo y a Boba Fett, entre otros.

¿Significa esto que Disney va a terminar de saturarnos con tantas Guerras de las Galaxias? Bueno, antes de responder a la cuestión analicemos los hechos, ya que si bien hay quien dice que corremos riesgo de saturarnos con una pelicula de Star Wars por año, yo disiento en este punto. En primer lugar, si os fijáis y hacéis cuentas, realmente las pelis de cada trilogía saldrían una vez cada dos años, haciendo grupo con los ya citados spin-offs. Es lo mismo que si cada año nos sacan una de superhéroes. Algo ante lo que creo que ninguno de los presentes se siente desbordado, ¿verdad?

Además, a pesar de que vayan a ir tan juntas, el resultado final y contenido no pueden ser taaaaaaan terribles. Para empezar, sabemos que J.J. Abrams será el director del Episodio VII, y estamos hablando del señor que hizo que los pijamas y las naves espaciales volvieran a molar y se convirtieran en algo mainstream, en lugar de un "topicazo friki". Además, tenemos el rumor de que Alejandro Cuarón podría estar detrás del Episodio VIII. De ser cierto, con éste ya tendríamos a dos directores de renombre, que más o menos saben por donde se andan. Y, con el presupuesto apropiado (también conocido como la magia de Walt Disney), no es peregrino pensar que ambos pueden hacer maravillas.

Pero, ¿y la historia?, preguntaréis. Bueno, recordemos que para escribir los guiones tenemos también a una serie de verdaderos profesionales, de entre los que destacan Michael Arndt (Pequeña Miss Sunshine, Toy Stoy 3), quien se encargará del Episodio VII, y a Lawrence Kasdan (El Imperio Contraataca, En busca del Arca Perdida), que está confirmado como escritor para los spin-offs.

Durante años, los fans hemos temido que volviera una segunda Edad Oscura en la que Star Wars desapareciera y flojease. O, que incluso despues de que Disney decidiese echar el cierre a Lucasarts, se cargara la saga, al acabar con la poca artesanía que quedaba asociada a la franquicia. Pero me da que no va a ser así. La casa de Mickey ha aprendido de horrorres pasados, como las últimas entregas de Piratas del Caribe, y sabe que si se mete con la Fuerza, el negocio puede salirle caro. Por eso, pretende invertir bien y con cabeza, pero a su modo; esto es, a lo grande. Para ello, podemos aventurar que su plan es colmar el mercado con sus producciones galácticas de modo que aunando negocio y fanservice logre desarrollar un plan perfecto con el que hacer que el Imperio Disney se extienda a todos los confines del Estrellato del Celuloide.

Lecturas recomendadas