Uncharted: La película - Los elementos que se mantendrán de los juegos

1. UNCHARTED 4: EL DESENLACE DEL LADRÓN

Los fans de los videojuegos deberían estar esperando esta noticia como agua de mayo. Los de Uncharted, concretamente. La saga de Naughty Dog que ha hecho las delicias de sus seguidores con sus cuatro entregas está preparando su adaptación a la gran pantalla. El corte de los videojuegos ya es muy cercano al de una película interactiva, por lo que ver la historia de Nathan Drake reflejada en un largometraje no nos ha pillado de sorpresa. Todavía no tenemos información de su equipo artístico, pero empezamos a descubrir pequeños detalles como los elementos de los videojuegos que incluirán en la película de Uncharted.

Shawn Levy es el hombre a los mandos de la dirección para la apresurada adaptación de Uncharted y en una entrevista con Screen Rant nos ha dejado importantes detalles de la influencia de los videojuegos. "Todavía estamos inmersos en el proceso, yo y Joe Carnahan [guionista], y estamos trabajando codo con codo en la historia y el casting, de lo que no puedo decir nada todavía y no lo haré", explica Levy. El director asegura que le "encantaron los videojuegos [de Uncharted]" y que "tienen una naturaleza excepcionalmente cinematográfica". Por lo tanto, "tendremos la acción y la aventura que la gente espera de esta gran franquicia de cazatesoros". "Mantendremos su ADN y sus personajes, y en este punto de mi carrera estoy muy implicado con la importancia de los personajes. "Uncharted es una serie de aventuras trotamundos, pero siempre está atada a Nathan, Sully y Elena. Son personajes tridimensionales fantásticos y esa es la forma en la que construiremos también la película", concluye Levy en una referencia al trasfondo de sus protagonistas.

Uncharted es carne de cañón para convertirse, también, en una saga de películas de acción, pero su evolución estará muy marcada con el devenir de la más cercana Assassin's Creed o la futura The Division. ¿Quién será el actor encargado de dar vida a Nathan Drake? Rumores, rumores...

Lecturas recomendadas