Viacom pagará 299 millones de dólares a Harmonix

Las batallas legales entre Viacom y Harmonix parece que han llegado a su fin. Viacom ha perdido la apelación en contra de Harmonix y deberá pagar a la compañía responsable de los primeros Guitar Hero y de Rock Band 299 millones de dólares.

¿Os acordáis de cuando los juegos musicales eran un género importante en la industria del videojuego? ¿Y cuando las nuevas entregas de Rock Band y Guitar Hero se esperaban tanto como las de un Call of Duty o un FIFA? Hace años que tristemente ya no es así y tenemos las guitarras y baterías en casa cogiendo polvo. Lo que sí ha seguido muy activo es la batalla legal que emprendieron en 2008 los muchachos de Harmonix y, finalmente, parece que acabará con final feliz.

La corte suprema de Delaware ha reafirmado la decisión tomada en juicios y tribunales anteriores, fallando de nuevo en contra de las apelaciones que Viacom realizaba por no tenerse en cuenta pruebas presentadas en su defensa. Así, si Viacom no vuelve a apelar, la empresa se verá obligada a pagar 299 millones de dólares a los exaccionistas de Harmonix.

Os recordamos la historia para poneros en situación, aunque ya ha llovido... Harmonix fue el estudio responsable de los dos primeros Guitar Hero hasta que en 2006 Activision compró RedOctane (la compañía editora de GH). Este hecho puso en venta Harmonix, que era independiente, y MTV Networks, una filial de Viacom, la compró por 175 millones de dólares. En 2007 lanzaron Rock Band, ya bajo el sello de MTV Games, incluyendo nuevos periféricos como la batería o el micrófono y consiguiendo un gran éxito que siguieron explotando con Rock Band 2 y Rock Band 3. Después del boom de los juegos musicales, ya en 2011, debido a las bajas ventas de Rock Band 3 y a las deudas de la compañía, Viacom vendió Harmonix a un fondo de inversión.

Y os preguntaréis, ¿dónde está el problema entonces? Parece ser que en los términos de adquisición de Harmoix por parte de Viacom se incluyeron pagos a sus accionistas que dependían del rendimiento que tuviera el estudio de desarrollo entre los años 2007 y 2008. En 2007 Viacom hizo religiosamente un pago de 150 millones de dólares, pero se olvidaron de pagar nada en 2008, por lo que Harmonix comenzó la batalla legal.

3 años más tarde, en 2011, una agencia de arbitraje dió la razón a Harmonix decidiendo que Viacom debía 383 millones de dólares, de los que sólo pagó 84 con los que liquidó los bónus de 2008 y Harmonix volvió a acudir a los tribunales para recibir lo que faltaba.  5 años más tarde de que empezase la batalla en los juzgados, la corte suprema de Delaware ha vuelto a dar la razón a Harmonix y, en caso de que no haya más apelaciones, Viacom deberá abonar los 299 millones de dólares que faltan.

Lecturas recomendadas