Videoreview de StarCraft II

Después de la tempestad llega la calma, aunque siempre deja tras de sí apreciables consecuencias. StarCraft II, al igual que una gran tormenta, causó estragos en su lanzamiento y sigue revolucionando a los fans de la saga. Pero, ahora, con más calma y después de días tras del bombazo de Blizzard, por fin podemos apreciar mejor lo que tenemos entre manos. Por eso hemos preparado un nuevo análisis del juego, que sirva de complemento para el que ya habíamos publicado.

StarCraft vuelve a convertirse, una vez más, en referente principal dentro del género de estrategia en tiempo real, el por qué está más que claro: una jugabilidad inigualable, acompañada de una historia contada de forma magistral y aderezado con la maestría de Blizzard en esto de hacer videojuegos.

Vuelve a luchar por la libertad

La campaña de StarCraft II Wings of Liberty nos pone al mando de los hombres del renegado Jim Raynor. Manejaremos a los Terran, la raza humana de la saga. Aunque cuando Blizzard anunció que StarCraft II estaría dividido en tres partes, con sus respectivas campañas por raza, causó bastante revuelo y desacuerdo entre la comunidad de jugadores, ahora comprobamos que ha sido una idea muy acertada.

La historia se desarrolla cuatro años después de lo ocurrido en Brood War. En ella, conoceremos más a fondo a Jim Raynor y sus camaradas, aunque también nos adentraremos en el oscuro corazón de la Reina de Espadas (Kerrigan) y su enjambre de Zergs. Además, profundizaremos en las creencias de los místicos Protoss. Volveremos a luchar contra el Emperador y la tiranía que ejerce sobre la humanidad, disfrazada de salvación.

Blizzard ha prometido que las futuras campañas de Zerg y Protoss, que recibirán los nombres de Heart of the Swarm y Legacy of the Void respectivamente, serán igual de extensas y profundas que Wings of Liberty.

¿Más de lo mismo? Definitivamente, no

Aunque, a primera vista, StarCraft II puede parecer un refrito con mejores gráficos que su antecesor, no hay nada más lejos de la realidad. StarCraft II Wings of Liberty cuenta con innumerables mejoras y añadidos que no hacen más que enriquecer y mejorar un título ya de por sí espectacular.

La mecánica de juego sigue siendo la misma, aunque en la práctica tendremos que adaptarnos a unas cuantas novedades. Sin duda, el modo campaña es el que trae más modificaciones, sobre todo en los momentos entre misión y misión. Ya no nos limitaremos a conocer el briefing de nuestro siguiente objetivo, sino que también deberemos gestionar y mejorar nuestras unidades, contratar mercenarios o avanzar tecnológicamente, gracias al estudio de los Zerg y los Protoss, que se llevan a cabo en el laboratorio. También es el momento ideal para entablar conversación con nuestros aliados y conocerlos más a fondo.

El modo online también se ha actualizado considerablemente y, sobre todo, lo notamos en las nuevas unidades y la importancia estratégica del terreno. Si antaño fuiste acérrimo del multijugador de StarCraft, debes saber que toca reciclarse y estudiar a fondo las nuevas posibilidades que ofrece StarCraft II.

Ir a la ficha Escribe tu análisis